Prevén vientos débiles a mediados de octubre

La perspectiva climática mantiene la finalización de la estación lluviosa entre la tercera semana de octubre y primera de noviembre.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Alertas.  Las lluvias que se presentaron a principios de octubre generaron desbordamiento de algunos afluentes y varios deslizamientos, además de dejar saldo de 10 personas fallecidas.

Foto de LA PRENSA/Archivo Alertas. Las lluvias que se presentaron a principios de octubre generaron desbordamiento de algunos afluentes y varios deslizamientos, además de dejar saldo de 10 personas fallecidas.

Enlace copiado

La estación lluviosa de 2017 estaría terminando entre la tercera semana de octubre para la zona occidental y la primera semana de noviembre para las zonas central y oriental del país, según la perspectiva del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Una de las características que indican el cambio de la época lluviosa a la seca es que se desarrollen cuñas anticiclónicas asociadas a frentes fríos y vientos nortes.

“Nosotros estamos observando que alrededor del 17 de octubre puede que entren unos vientos débiles, eso sería como el primer paso de los cambios climáticos importantes para decir que la época lluviosa termina y empieza la transición”, expresó Luis García, gerente de meteorología del Observatorio Ambiental.

Indicó que aún podrían desarrollarse sistemas ciclónicos, bajas presiones, tormentas tropicales o huracanes, ya que la temporada de huracanes llega hasta el último día de octubre. “Entonces no sería nada raro que pueda ocurrir. Lo más importante de decir ahorita es que las temperaturas del agua del océano Pacífico están frías”, comentó.

El boletín de agosto sobre el fenómeno El Niño Oscilación del Sur (ENOS) incluye un pronóstico consensuado de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) y del Instituto Internacional de Investigación para el clima y sociedad (IRI), de que tendría condición neutral dos meses. Y que incrementa las probabilidades de La Niña durante el trimestre octubre-noviembre-diciembre (62 %) de 2017.

“Esto lo que significa para El Salvador es que podría haber una transición de la época lluviosa a la época seca húmeda y podría ser más larga de lo normal, o sea que podríamos ver todavía estas semanas con lluvias y no descartamos que pudiera haber más sistemas ciclónicos cercanos a Centroamérica”, agregó.

La estación lluviosa de 2017 estaría dentro del promedio histórico, ya que en los años anteriores se tuvo precipitaciones menores a las esperadas. En septiembre se registraron 359 milímetros de lluvia, mientras que en 2016 hubo 327. El promedio histórico de lluvia acumulada en septiembre es de 371.

En octubre, el promedio nacional sería de 219 milímetros, van 117 y el año pasado hubo 126.

El acumulado de lluvia en todo el periodo hasta el 10 de octubre fue de 1,674 milímetros, mientras que el promedio histórico es de 1,690.

Aunque en promedio nacional se mantienen los niveles en el rango normal, las lluvias por los huracanes y tormentas de la semana pasada tuvieron acumulados importantes en la cordillera volcánica y en la zona montañosa del norte del país, que generaron varios derrumbes por la saturación de humedad en el suelo; así como el desbordamiento del río Grande de San Miguel y el Goascorán.

“Tuvimos varios afluentes del Goascorán y afluentes al río Grande de San Miguel que también se desbordaron, algunas bocanas que también tuvieron problemas. Quiere decir que evidentemente las lluvias puntualmente sí han sido abundantes, al ver los impactos en esa zona”, comentó el gerente.

Lee también

Comentarios

Newsletter