Primer nivel de atención en salud no ha funcionado

SIMEHR sostiene que medidas implementadas por MINSAL no han sido correctas.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Sindicato de Médicos del Hospital Nacional Rosales (SIMEHR) ha mostrado su total rechazo al “endeudamiento”, como ellos le llaman, al préstamo de $170 millones que el BID otorgaría al Gobierno para financiar el Programa Integrado de Salud fase II (PRIDES II).

De ese dinero, se fortalecería la red de atención ambulatoria, se implementarían al menos 33 equipos comunitarios de Salud (ECOS) y se construirían 30 unidades comunitarias de salud familiar básica, se equiparían 32 de estas unidades y se construirían dos unidades comunitarias de salud familiar básica especializada y ocho intermedias.

“Si en la teoría, y en la práctica, en el nivel primario logran controlar las patologías de la gente, lógicamente va a descongestionar tanto los hospitales regionales como los especializados. Pero lo que sucede es que no está funcionando ni el primer nivel ni el segundo nivel... si los niveles funcionaran, tendríamos mejores condiciones en los hospitales”, comentó el secretario general del SIMEHR, Alcides Gómez.

El también jefe de cirugía plástica del Rosales recordó que en un proyecto de 2001, también respaldado con préstamo del BID, el MINSAL a través de los ECOS se propuso identificar y registrar a las poblaciones que se incluirán en el proyecto y contaría con los registros de salud prestados utilizando la ficha familiar como principal instrumento”.

Crítico al trabajo del MINSAL, Gómez retó a las autoridades a “que nos digan ahora cuánto han influido (ECOS) en perfil epidemiológico. En estos dos años vino el chikungunya y no se dieron cuenta; llegó noviembre (2015) y la ministra y los viceministros negaban que hubiera zika cuando epidemiólogos ya habían dicho que había casos que concordaban clínicamente con zika”.

Tags:

  • sindicato
  • hospital rosales
  • bid
  • prestamo

Lee también

Comentarios

Newsletter