Lo más visto

Más de El Salvador

Primer trimestre de la estación lluviosa con déficit en precipitaciones

En mayo, junio y julio llovió un 12 % menos con relación al promedio histórico, y agosto tiene el mismo comportamiento. Si el fenómeno de la Niña se desarrolla (existe un 60 % de posibilidad), la previsión cambiaría y habría más lluvia hacia el final del año.
Enlace copiado
Primer trimestre de la estación lluviosa con déficit en precipitaciones

Primer trimestre de la estación lluviosa con déficit en precipitaciones

Primer trimestre de la estación lluviosa con déficit en precipitaciones

Primer trimestre de la estación lluviosa con déficit en precipitaciones

Enlace copiado
El primer trimestre de lluvias en el país (mayo, junio y julio) finalizó con déficit, según las mediciones que realiza el Ministerio de Medio Ambiente. Durante los tres meses hubo una precipitación de 728 milímetros, cuando la norma es de 831, dejaron de caer 103 lo que equivale a un 12 %.

El déficit se podría interpretar en que el inicio de la estación lluviosa fue tardío en el país, “hasta dos semanas después de la fecha promedio histórica”, explica el MARN. En la zona oriental, principalmente, las primeras precipitaciones fueron hasta junio, cuando lo normal es que ocurran a mitad de mayo.

Mayo fue el mes más seco de este año con 134 milímetros, muy por debajo de la norma –promedio establecido de los años 1981 a 2010– que es de 215. La anomalía registrada es de 81, que es el 38 % menos de lo que regularmente cae.

El ministerio asegura que el fenómeno de El Niño, que afectó con fuerza el año pasado y principios de este, tiene ahora una condición normal y con una La Niña en desarrollo para agosto, septiembre y octubre, quizá por la estabilidad del primero es que junio tuvo un promedio normal de lluvias con 326 milímetros, uno más que el histórico del mes (325), con un aumento del 0.1 %.

El déficit, sin embargo, se hizo presente nuevamente durante julio, cuando llovió 22 milímetros menos comparado con la norma; 268 fueron los registros para el mes en comparación con los 291 del acumulado.

Julio también tuvo la particularidad de registrar los dos primeros períodos secos de la estación. El primero fue del 2 al 7, de intensidad débil con seis días consecutivos sin lluvias; la segunda se registró del 24 al 28, con cinco días sin precipitaciones e igualmente de carácter débil.

“Los índices de humedad del suelo en las zonas de influencia de esta segunda sequía alcanzaron valores de seco a muy seco”, establece el MARN en un informe sobre estos tres meses.

La previsión del MARN es que para el segundo trimestre (agosto, septiembre y octubre) los promedios de lluvia aumenten, aunque no de manera significativa; incluso se prevé un porcentaje mayor también para noviembre.

No obstante, ellos mismos advierten en el informe que “el análisis del comportamiento de lluvias esperadas mes a mes no siempre se refleja bien el comportamiento trimestral estacional”.

Y agosto es fiel reflejo de ello: el ministerio en su previsión advertía que este mes tendría 338 milímetros de lluvia por encima del histórico de 309, se esperaba 9 % más de precipitaciones, pero los registros marcaron otra realidad y tan solo cayeron 245.

La sequía anterior

Por los promedios hasta ahora obtenidos se puede determinar que ha sido un año levemente seco, sin la gravedad de los anteriores.

Los dos años pasados han presentado periodos de sequía de moderada a intensa durante la época lluviosa, con la mayor afectación en la zona oriental y la franja costera del país y con estragos que fueron graves para estas.

En 2014, hubo dos periodos de escasez de lluvia: el primero fue de cinco días entre el 28 de junio y el 2 de julio, y el segundo sumó 13 días en agosto.

El año pasado, la sequía se agudizó mucho más y acumuló cuatro periodos sin lluvia durante la estación: el primero sumó 24 días seguidos, entre el 14 de junio y el 7 de julio. A ese período se clasificó como sequía fuerte, principalmente en la zona oriental. En el resto del país, el reporte del MARN indicó que la sequía duró entre cinco y 15 días.

Una segunda sequía ocurrió del 10 al 17 de julio de 2015, sumando ocho días consecutivos sin llover. Eso se clasificó como sequía meteorológica débil. Esta se localizó en el extremo oriental del país, con énfasis en San Miguel, Usulután, San Vicente y La Paz.

El tercer período sin lluvia acumuló 20 días consecutivos, representando una sequía fuerte o severa, que tuvo su mayor impacto también en la zona oriental, a excepción de la franja norte de los departamentos de San Miguel y Morazán, y que se extendió hasta la parte costera de la zona paracentral. En el resto del país, con excepción del extremo suroccidental, sumaron de cinco a 15 días seguidos sin lluvia

El último período seco terminó el 29 de agosto, por lo que el mes finalizó como el segundo más seco en la historia.

Las previsiones

Las perspectivas de lluvia para septiembre y octubre están dentro del rango normal, entre ligeras pérdidas y leves aumentos. Para el primero se estipula un déficit cerca del 2 % menos, lo cual entra en el rango de normalidad del mes. El MARN espera 366 milímetros de precipitaciones, solo cinco menos que el histórico de 371.

Octubre tendrá solamente un leve aumento de 5 milímetros sobra la norma para este mes. El Ministerio de Medio Ambiente espera que llueva 231 y el acumulado es de 219, serán 11 milímetros más que el rango histórico, lo que significa un aumento del 5 %, pero no significa nada extraordinario, si se toman como parámetros los promedios esperados y la media establecida.

Si La Niña se desarrolla no se descartan eventos grandes. De hecho para noviembre hay una previsión de 128 milímetros cuando históricamente solo ha llovido 55.

Tags:

  • lluvias
  • marn
  • deficit
  • promedio
  • sequia

Lee también

Comentarios