Lo más visto

Primeras cosechas de hortalizas en escuela de campo

Los conocimientos obtenidos en la parcela comunitaria serán replicados en los hogares.
Enlace copiado
Insumos.  Durante la feria se entregaron 35 sistemas de captación de agua, 25 sistemas de riego, semillas, abono, plantines, gallinas ponedoras y alevines de tilapias. Plantarán 500 huertos caseros en otras comunidades.

Insumos. Durante la feria se entregaron 35 sistemas de captación de agua, 25 sistemas de riego, semillas, abono, plantines, gallinas ponedoras y alevines de tilapias. Plantarán 500 huertos caseros en otras comunidades.

Primeras cosechas de hortalizas en  escuela de campo

Primeras cosechas de hortalizas en escuela de campo

Enlace copiado
Ester Milady Moreno fue una de las residentes de la lotificación Magisterial del cantón Hato Nuevo, del municipio de San Miguel, que se unió al proyecto de la escuela de campo que implementa la alcaldía en coordinación con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

La migueleña y los miembros de otras 14 familias de la comunidad se unieron para sembrar hortalizas en una pequeña parcela que prepararon hasta lograr que produjera pepinos, ejotes, repollos, espinaca, tomates, rábanos, moringa y chipilín.

“La primera producción fue de pepino y ejote. En mi caso produje 320 pepinos que fueron regalados, hoy que ya sembramos la segunda producción esperamos que salgan suficientes para poder venderlos”, contó la mujer, quien dice que el siguiente paso del proyecto es sembrar los vegetales en su propia casa, para tener alimentos suficientes y mejorar la economía familiar.

Como ella, otros residentes de la comunidad participaron en la Primera Feria de Agricultura Familiar que sirvió para exponer los resultados de la escuela de campo experimental que desarrolla la comuna migueleña y la FAO, para lo cual se prepararon platillos típicos como pupusas, tamales y pan dulce con los vegetales que cosecharon.

Miguel Pereira, alcalde de San Miguel, indicó que la actividad sirvió para dar a conocer los resultados de la escuela de campo de la comunidad Magisterial y para lanzar la segunda fase del proyecto, con el que se entregarán insumos para la creación de otros 500 huertos familiares.

“De aquí cada quien se llevará su componente de abono y plantines, para establecer el mismo modelo en otras comunidades. En esta primera etapa se está produciendo para la alimentación de la comunidad, todavía no estamos produciendo para el comercio sino para que los niños no se acuesten sin cenar”, indicó Pereira.

Wálter Torres, encargado del programa Mesoamérica Sin Hambre, de la FAO, manifestó que se pretende que las familias y los grupos organizados puedan producir su alimento y puedan consumirlo de manera apropiada. Para ello también se promueve la crianza de aves.

Tags:

Lee también

Comentarios