Lo más visto

Más de El Salvador

Edwin Herrera, pastor evangélico, pasará más de 12 años preso por violar y agredir sexualmente a adolescente de congregación

Edwin Antonio Herrera Henríquez fue condenado a 12 años de cárcel por agresiones y violación agravada.

Enlace copiado
El Tribunal Primero de Sentencia de Santa Ana encontró culpable al pastor Edwin Hererra.

El Tribunal Primero de Sentencia de Santa Ana encontró culpable al pastor Edwin Hererra.

Enlace copiado

Andy, nombre cambiado por seguridad de la víctima, asistía desde muy temprana edad a una iglesia evangélica en el centro de Santa Ana por amor a sus padres y su fe. Al principio, la menor de edad se acompañaba por su núcleo familiar, pero luego, comenzó a integrarse a grupos de jóvenes que también se concretaban en el mismo sitio religioso.

En ese lugar, predicaba el pastor Edwin Antonio Herrera Henríquez. Un religioso muy querido, apreciado y sobre todo, respetado por su comunidad religiosa.

Sin embargo, el 1 de agosto del 2019, el pastor Herrera formaba parte de un grupo de 12 sujetos que la Policía de Santa Ana presentó a los medios de comunicación, capturados por diferentes delitos.

"En un procedimiento policial desarrollado en la avenida Independencia, entre la 7.ª y 9.ª calle oriente, en el centro de la ciudad, se detuvo a Edwin Antonio Herrera Henríquez, por los delitos de agresiones sexuales y violación. Este sujeto es el encargado de una iglesia evangélica de Santa Ana" explicó ese día un vocero policial. Ese día, Herrera Henríquez no pronunció ninguna palabra, su mirada se quedó fija en el suelo y tenía una expresión muy alejado de lo que sucedía a su alrededor.

La Fiscalía manifestó que por protección a la víctima, no revelaría mayores detalles, ni del caso, pero sí accedió a dar alguna información en general en el caso de otras jóvenes que aún no se han decidido a denunciar a Herrera.

Andy y el pastor Herrera se conocieron en el 2015 cuando ella era una joven menor de edad. Al principio, la adolescente acudía a la iglesia junto a sus padres, pero luego comenzó a asistir a grupos juveniles donde compartía diferentes experiencias junto a otros jóvenes de su edad. El pastor Herrera utilizó su jerarquía dentro de la iglesia evangélica para poco a poco acercarse a Andy y ganarse su confianza. Y de repente, las oraciones pasaron a las insinuaciones por parte del pastor.

Inicialmente Andy trató de no prestar atención a aquellas insinuaciones que eran expresadas por el pastor. Herrera por su parte, al notar que no conseguía atraer a la joven presionó con más fuerza y las palabras se convirtieron en serias amenazas.

"La menor de edad comenzó a ser abusada sexualmente por Herrera debido al temor que tenía que el pastor evangélico cumpliera las amenazas de atentar contra su familia", dijo una de las fuentes del Órgano Judicial.

Durante más de un año y medio, Andy fue víctima de los abusos del religioso y en muchas ocasiones cayó en estados graves depresivos, sin embargo no se atrevía a decirle a sus progenitores lo que ocurría. "Él (Herrera) la tenía amenazada y psicológicamente, la menor estaba destrozada, no podía comentar a nadie lo que le pasaba y prefería sufrir en silencio ella sola, antes que alguien más resultara afectado" agregó la misma fuente.

Fue hasta mediados del último trimestre del año 2016 y luego de varias pláticas con sus familiares que Andy decidió narrar lo que pasaba. Sin dudarlo, sus familiares se acercaron a la Policía a interponer la denuncia para que el pastor Edwin fuera detenido.

Meses después, Herrera enfrentó la justicia. El Tribunal Primero de Sentencia de Santa Ana lo condenó a 12 años y seis meses de prisión por los delitos de agresiones sexuales y violación sexual agravada, en modalidad continuada, en menor e incapaz.

"Todo fue una pesadilla para la víctima" dijo la fuente judicial.

Tags:

  • santa ana
  • violación
  • prisión

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines