Privan de libertad y matan a pandillero

Es el tercer homicidio en las últimas semanas en Chirilagua. En Tierra Blanca, Jiquilisco, un delincuente falleció durante tiroteo.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Flor Lazo En calle.  El pandillero fue raptado de su casa, ubicada en el caserío El Esterito, de Chirilagua. El cadáver fue localizado en el caserío La Guayaba.

Foto de LA PRENSA/Flor Lazo En calle. El pandillero fue raptado de su casa, ubicada en el caserío El Esterito, de Chirilagua. El cadáver fue localizado en el caserío La Guayaba.

Enlace copiado

Un grupo de al menos tres hombres vestidos con ropas negras y con los rostros cubiertos privaron de libertad y posteriormente asesinaron a balazos a Isaías Guardado Maltés, de 25 años, el domingo por la noche. Dejaron su cadáver en la calle que conduce hacia la playa El Cuco, de Chirilagua, en San Miguel, específicamente en el lugar conocido como El Basurero, jurisdicción del caserío La Guayaba. 

Según el reporte policial, la víctima estaba atada de manos y tenía múltiples lesiones de bala en diferentes partes del cuerpo. El cadáver quedó a un lado de la carretera y fue descubierto ayer por la mañana por personas que pasaron por el lugar y avisaron a las autoridades.

“Los hombres se apersonan a la casa de habitación, ubicada en El Esterito, y lo identifican y se lo llevan con rumbo desconocido y aparece hoy (ayer) ya fallecido. Podría ser rencilla o pugna entre pandillas”, informó un oficial policial que llegó a la escena.

Agregó que al revisar en el banco de datos oficial, se pudo verificar que Guardado Maltés tenía antecedentes policiales por tráfico de drogas y además estaba perfilado como pandillero.

En torno de este caso se manejan varias hipótesis, que incluyen la rencilla entre pandillas y el accionar de grupos irregulares.

Familiares de la víctima indicaron que laboraba como cuidador de un rancho ubicado en la playa El Esterito.

Este caso es el tercer homicidio que se reporta en lo que va del año en Chirilagua.

Por otra parte, ayer a las 2:45 de la madrugada ocurrió un enfrentamiento armado entre agentes de la Unidad Rural de la Policía y un grupo de pandilleros que estaban reunidos en la comunidad La Noria, del municipio de Jiquilisco, en Usulután, que dejó como saldo un delincuente muerto, según el informe policial.

Un oficial de la PNC manifestó que el hecho ocurrió cuando recibieron información de que entre cinco y siete pandilleros estaban reunidos en una cancha de baloncesto de la zona, supuestamente planeando algún hecho delictivo, y al llegar los agentes los pandilleros comenzaron a dispararles.

“Resultó muerto un pandillero, quien no fue identificado ya que no portaba documentos y nadie del sector pudo identificarlo”, indicó una fuente policial.

 

Tres armas
Junto al cadáver del pandillero en Jiquilisco  había un fusil M-16, y en el sector, una escopeta 12 milímetros y una carabina que habrían sido abandonadas por delincuentes.

Lee también

Comentarios

Newsletter