Lo más visto

Procesado por rapto de adolescente también es acusado de violación

El imputado seguirá detenido, luego de que la Fiscalía le imputó el nuevo delito. Debe esperar nueva audiencia.
Enlace copiado
Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) acusó ayer del delito de violación de menor o incapaz a Hérberth Sosa, quien hasta ayer era únicamente procesado por el delito de privación de libertad en perjuicio de una adolescente que desapareció el 1.º de octubre en un rancho de la playa San Diego, en La Libertad. La menor de edad fue localizada con Sosa en la colonia El Rosal, de Quezaltepeque (La Libertad).

El Juzgado de Paz del puerto de La Libertad realizó ayer la audiencia inicial del proceso por el delito de privación de libertad. Según fuentes fiscales, el juzgado resolvió enviar a Sosa a la siguiente etapa de proceso judicial sin detención; sin embargo, continuará detenido hasta que enfrente la nueva audiencia.

“Dentro de la investigación, una vez ubicamos a la adolescente, se le tomó su entrevista, ella manifestó que sostuvo relaciones sexuales con la persona detenida, y hemos recolectado elementos para demostrar ese hecho y la participación del joven”, declaró la fiscal del caso, quien confirmó que las medidas de protección a la menor continúan, por lo que el imputado no podrá acercarse a esta durante el proceso judicial.

Fuentes fiscales han dicho que no se descarta que la investigación también pueda direccionarse en contra de los familiares de la menor, quienes ocultaron información a los investigadores y fueron señalados por la adolescente por presuntamente maltratatarla. El imputado, según afirmó una fiscal, es pariente de la madrastra de la menor.

La parte acusadora presentó ayer en el juzgado de Paz del puerto de La Libertad al testigo protegido clave Rubí, quien previo a la audiencia inicial realizada ayer, participó en una rueda de reconocimiento de reos para identificar a Sosa en las bartolinas policiales de Conchalío, en La Libertad.

El abogado de Sosa, José Rolando Aparicio, criticó que la participación del testigo protegido no sirve para relacionar los hechos tipificados por el delito de privación de libertad.

“A mi criterio, el testigo no tiene mayor relevancia más que hacer diligencias dentro del proceso, pero no veo que tengan una connotación”, indicó el abogado.

El juez de Paz del puerto de La Libertad decretó la reserva total del caso a petición de la Fiscalía. Una empleada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dijo que por disposición del juez que conoce el caso, los medios de comunicación no podían ingresar ni a las sillas del lobby del juzgado. El caso pasa al Juzgado de Primera Instancia del puerto de La Libertad.

Sosa, si es encontrado culpable, podría pagar hasta 26 años de cárcel, debido a que el artículo 159 del Código Penal establece que el delito de violación a menor o incapaz es penado con prisión de 14 a 20 años de prisión. Este se establece si una persona tiene relaciones sexuales con una menor de 15 años de edad. A dicha pena se le sumarían entre tres a seis años de cárcel que manda la ley por privación de libertad.

Lee también

Comentarios