Lo más visto

Procesan a alcalde por depredación de bosque

Narciso Ramírez enfrenta un proceso penal por depredación en zona protegida. Juez ordenó que sea procesado en libertad.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Juzgado de Paz de San Francisco Menéndez, Ahuachapán, ordenó ayer que pase a la siguiente etapa el proceso penal contra el alcalde de ese municipio, Narciso Ramírez, por depredación de bosque, según la Fiscalía General de la República (FGR)

El alcalde es acusado de haber talado árboles en 40 manzanas de tierras que pertenecen al Estado y que fueron declaradas como una zona protegida por la Asamblea Legislativa, en 2008. Esa zona protegida está ubicada en un lugar como El Chino, en el cantón de Cara Sucia.

El Código Penal castiga el delito de depredación de bosque con prisión de tres a seis años, y establece que ese delito consiste en quemar, talar o dañar bosques y otras formaciones vegetales naturales o cultivadas, que estuvieren legalmente protegidas. El juzgad de San Francisco Menéndez decidió que el caso entre a instrucción, para que la Fiscalía pueda ampliar la investigación, y el alcalde continuará detenido, pero sin ningún tipo de medidas.

El alcalde también enfrenta un proceso en el Tribunal Especializado de Medio Ambiente de San Salvador, donde la Fiscalía presentó una demanda civil por más de $182,000, monto que implica el costo de restauración del daño ambiental.

La Fiscalía estableció ese monto mediante peritajes realizados por técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN). La zona, según las investigaciones, fue depredada en 2015 con maquinaria, supuestamente, para siembra de plantaciones de azúcar. Los afectados fueron los residentes de los caseríos Santa Rita y Bola de Monte, los de la laguna Gamboa y los cantones Zanjón El Chino, Garita Palmera y El Zapote.

El alcalde, en su defensa, dijo el año pasado: “Nunca he talado árboles en zonas protegidas. Todo lo contrario, yo he trabajado por el medio ambiente en mi municipio. Lo que pasó es que los árboles fueron talados en 2001”.

El MARN realizó un proceso para reforestar el área depredada. El lugar está incluido en el Complejo Barra de Santiago, un humedal costero fronterizo que permite el desarrollo de especies como camarones, curvinas. Medio Ambiente utilizó ceibas, almendros de río, pimientos, palmas de sombrero y bajíos para reforestar la zona en julio del año pasado, con cerca de 4,000 árboles.

Lee también

Comentarios