Procuradora mandó mensaje a maras, a Seguridad y a Cerén por alza de violencia

La procuradora exige a pandillas cesar el sangriento ataque contra la población y les advirtió que al comprobar su participación directa en crímenes los responsabilizará de violaciones a derechos humanos, que les acarreará consecuencias de tipo penal internacional, además de las jurídicas en El Salvador. A Cerén le pidió, entre otras cosas, la adopción urgente de medidas concretas para proteger a policías, militares, personal penitenciario y sus familias.
Enlace copiado
Procuradora mandó mensaje a maras, a Seguridad y a Cerén por alza de violencia

Procuradora mandó mensaje a maras, a Seguridad y a Cerén por alza de violencia

Foto LPG/Éricka Chávez, archivo.

Foto LPG/Éricka Chávez, archivo.

Enlace copiado
La procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero, emitió un pronunciamiento por el incremento de homicidios y ataques en contra de miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), así como por el asesinato de familiares de estos.

Caballero externó estar profundamente preocupada y exigió al Estado, “principalmente a las instituciones relacionadas a la seguridad ciudadana”, que garanticen el derecho a la vida y seguridad de la población “sin más excusa ni demora”.

En el mismo pronunciamiento incluyó a los “hombres, mujeres, niños y niñas, que sin ser parte de ninguna estructura criminal también han muerto a manos de grupos armados ilegales o han sido víctimas del uso excesivo de la fuerza y de las armas de fuego por agentes encargados de hacer cumplir la ley”.

“Lamento como Defensora del Pueblo, las cerca de 2,000 muertes ocurridas en lo que va del año y el notorio incremento de asesinatos en las últimas semanas’, dijo.

Según ella, dicha situación “pone en duda la sostenibilidad de los resultados positivos anunciados oficialmente y plantean la urgente necesidad de hacer una objetiva y profunda evaluación del camino recorrido, para evitar en el corto plazo más muertes y el cometimiento de más delitos”.

Caballero aclaró que su exigencia hacia las autoridades para que adopten medidas para proteger a la población del ataque de grupos armados ilegales no implica que avale o consienta la vulneración de derechos humanos a persona alguna. En ese sentido, la procuradora demandó a “los cuerpos represivos del Estado” a cumplir su labor apegada al absoluto respeto de los derechos humanos.

“A quienes forman parte de grupos armados ilegales o colaboran en la realización de acciones ilícitas, sean estas asesinatos, robos, violaciones, extorsiones, amenazas, desapariciones y cualquier otro delito en contra de personas o colectivos, les hago un enérgico llamado a que depongan su actitud violenta y a que cesen de inmediato su sangriento ataque en contra de la población”, dijo también.

Además, Caballero advirtió “de manera particular” a “quienes integran grupos de maras o pandillas” que al comprobar su participación directa en los crímenes establecerá su responsabilidad por violaciones a los derechos humanos, “lo cual podría acarrearles, además de las consecuencias jurídicas de nuestro derecho penal interno, las de tipo penal internacional en materia de derechos humanos”.

Pidió también al presidente de la República Salvador Sánchez Cerén que ordene “la adopción urgente de medidas concretas especiales para la protección de policías, soldados, personal penitenciario y sus familiares, a efecto de reducir las condiciones de vulnerabilidad en que se encuentran”.

Le pidió además que evalúe las acciones contempladas en el Plan El Salvador Seguro y sus resultados y le recordó que tiene una obligación constitucional de garantizar el derecho a la vida y seguridad de los salvadoreños.




 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter