Lo más visto

Programas sociales no aseguran trabajo, salud ni educación: FUSADES

El reciente informe de FUSADES sobre la política social consigna que el Gobierno debe trascender del asistencialismo al desarrollo de capacidades humanas para superar las amenazas.
Enlace copiado
Insuficientes.  FUSADES considera que los programas sociales han sido insuficientes para asegurar empleo, salud y educación a las familias salvadoreñas.

Insuficientes. FUSADES considera que los programas sociales han sido insuficientes para asegurar empleo, salud y educación a las familias salvadoreñas.

Programas sociales no aseguran trabajo, salud ni educación: FUSADES

Programas sociales no aseguran trabajo, salud ni educación: FUSADES

Enlace copiado
Los programas sociales del Gobierno no aseguran trabajo, salud ni educación para las familias en el país. Esa es la principal conclusión que destaca la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) en el más reciente informe que analiza las políticas públicas en el área social del último año.

“Los programas de asistencia son importantes, pero insuficientes para promover el bienestar”, reza parte del informe que fue hecho público ayer.

Agrega que es necesario que el país avance hacia un diseño e implementación de una política social “integral, reconociendo que los programas de protección a los más vulnerables deben ser complementarios a las políticas universales de educación, salud y empleo”.

Helga Cuéllar-Marchelli, directora del Departamento de Estudios Sociales de FUSADES, dijo que se debe pasar del asistencialismo a una apuesta que tenga como base el desarrollo de las “capacidades humanas” para enfrentar los riesgos.

“Los programas de asistencia han sido efectivos en garantizar acceso, pero las evaluaciones coinciden en que tienen una cobertura limitada”, reiteró la encargada del estudio.

Cuéllar-Marchelli dijo que se tiene enfrente un dilema porque la asistencia social es importante, pero no garantiza el acceso al empleo a mediano plazo. “No se trata solo de dar un apoyo para mitigar una condición actual”, señaló.

Uno de los riesgos a los que se refiere FUSADES es a los desastres naturales. La institución considera que “es importante que se entienda la vulnerabilidad como un fenómeno social”.

Entender esa condición, de acuerdo con la institución, permitirá que se implementen políticas públicas que generen capacidad de superación y no solo de resistencia frente a las amenazas del cambio climático”.

FUSADES señala: “Existen estrategias, planes y sistemas de monitoreo que permiten generar alertas tempranas y tomar decisiones informadas para el mediano plazo. Empero, los esfuerzos se han concentrado mayormente en mitigar los efectos de los desastres naturales, que en superar los factores determinantes de la vulnerabilidad, especialmente aquellos asociados con el subdesarrollo económico y social”.

Pobres, los más vulnerables

FUSADES echa mano de las estadísticas oficiales sobre la capacidad de ingreso de las familias salvadoreñas para sostener que los programas sociales no han sido suficientes para superar la pobreza en el país.

Gabriela Góchez, una de las investigadoras del Departamento de Estudios Sociales de FUSADES, dijo que el 37.2 % de la población en el país se encuentra en condición de pobreza. Eso significa que unos 2.3 millones de salvadoreños “no logran cubrir la canasta básica alimentaria”.

Una situación que podría ser más grave, según FUSADES, porque el país atraviesa por una condición de bajo crecimiento económico. En ese contexto, de acuerdo con el informe, la tarea del Gobierno es mejorar la “eficacia de la inversión, dinamizar la economía y generar empleo”, con el fin de disminuir la probabilidad de que muchos caigan en pobreza.

El informe de FUSADES llega en momentos en que el Gobierno y ARENA, principal partido de oposición, buscan un acercamiento para discutir la forma de llevarle más recursos al Ejecutivo, después de que este aceptó que tiene problemas de liquidez para enfrentar sus compromisos financieros.

La discusión podría pasar por un acuerdo de reforma fiscal. FUSADES ve con buenos ojos un pacto de ese tipo. “Es sumamente importante lograr un acuerdo de país y entender que los problemas sociales son de todos y requieren un acuerdo de nación”, dijo Cuéllar-Marchelli.

Además, la entidad pide que el acuerdo alcanzado trascienda el periodo presidencial porque “los problemas sociales no se resuelven en un periodo de gobierno”.

La preocupación de llevar más dinero al Gobierno llega después de analizar lo invertido en el área social en los últimos años.

FUSADES señaló que el monto que se utiliza para pagar la deuda es siete veces mayor que lo ejecutado en él área social.

Tags:

  • programas sociales
  • fusades
  • pobreza
  • desarrollo
  • asistencialismo
  • empleo
  • educacion
  • salud

Lee también

Comentarios