Propuestas de partidos dejaron fuera a miembros de mesas elegidos en sorteo, según Téllez

Asegura que el aporte de las instituciones políticas creció al final.
Enlace copiado
Propuestas de partidos dejaron fuera a miembros de mesas elegidos en sorteo, según Téllez

Propuestas de partidos dejaron fuera a miembros de mesas elegidos en sorteo, según Téllez

Enlace copiado

Fernando Argüello Téllez, magistrado del Tribunal Supremo Electoral, explicó que la razón por la que varios ciudadanos que se habían capacitado para integrar una JRV no recibieron su credencial es que las propuestas de los partidos fueron tantas que se hizo prescindible que estas personas, que habían sido elegidas mediante sorteo, realizaran hoy sus labores en los centros de votación.

Hay al menos tres fuentes de donde se puede tomar a ciudadanos para conformar una Junta Receptora de Votos: la primera son las propuestas de las instituciones políticas, que deben buscar a personas sin filiación partidaria como único requisito para hacerlo; la segunda es el sorteo; y la tercera es un banco de elegibles. La resolución de la Sala de lo Constitucional siempre dejó la potestad a los partidos que presentaran propuestas para las JRV.

“Hemos visto que ha habido un fuerte apoyo en cuanto a integración de mesas por parte de los partidos, que en un principio había sido un poco blando, no había arrancado la campaña, entonces sus propuestas eran pocas. Ahora las propuestas se fueron incorporando”, explicó el magistrado.

Durante la campaña electoral existieron denuncias que apuntaban a que los partidos políticos estaban burlando la ley al desafiliar a sus miembros para que fueran elegibles para integrar una Junta Receptora de Votos.

“Mis disculpas por las incomodidades que han tenido esos ciudadanos que han llegado de manera patriótica a recibir esa formación”, agregó.

El magistrado afirmó, sin embargo, que la población debe entender que los problemas se han generado, en parte, por el poco tiempo que les dio la resolución de la Sala de lo Constitucional para encargarse de un proceso sin precedentes, que se hace más complejo cuando se toma en cuenta que deben llevarlo a cabo con la doble conformación que caracteriza al TSE.

“Se lo prevenimos a la Asamblea Legislativa, le solicitamos más plazo. Y este no era caprichoso, era para evitar estos inconvenientes... 120 días no es un tiempo suficiente”, apuntó.

Lee también

Comentarios

Newsletter