Protección Civil se prepara para evaluar edificaciones

A partir de marzo varias instituciones se encargarán de actualizar el informe de edificios con bandera roja de 1986.
Enlace copiado
Protección Civil se prepara para evaluar edificaciones

Protección Civil se prepara para evaluar edificaciones

Enlace copiado

La Dirección General de Protección Civil inicia reuniones para poder realizar lo más pronto posible una ruta de trabajo para iniciar de manera urgente las evaluaciones de los edificios dañados y que se encuentran con bandera roja luego de ser dañados por sismos, y así poder actualizar el informe que data de 1986 y 2001 luego de los terremotos de esos años.

En los trabajos de evaluación que iniciarán en marzo tendrán participación directa en los trabajos con Protección Civil; la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), Asociación Salvadoreña de Ingenieros y Arquitectos (ASIA) y del Viceministerio de Obras Públicas, quienes se encargarán de hacer un análisis del estado de riesgo y vulnerabilidad en la que se encuentran cientos de edificaciones en el área de San Salvador y en el resto del país donde aún se tiene edificios dañados.

“Vamos a plantear el inicio de una ruta de trabajo que empieza con volver a actualizar y evaluar el 100 % de estas edificaciones, y por supuesto no estamos hablando de eso de un plazo indefinido, nuestro plazo y meta de trabajo es que lo hagamos en marzo, si tuviésemos algún retraso tendría que ser en abril. Hay edificaciones que fueron señaladas hace 30 o más de 30 años con un tipo de bandera entre ellas bandera roja, se supone que esas debían tener o reparación estructural o ser demolidos, qué se hizo con ellos, es lo primero que hay que actualizar y tener un claro diagnóstico para actuar con responsabilidad ante el problema”, manifestó Jorge Meléndez, director de Protección Civil.

Según Meléndez, hasta la fecha es preocupante que no exista un listado oficial de edificaciones con las diferentes banderas que determinan el grado de vulnerabilidad en el que están ante un sismo de gran magnitud.

“No tenemos un conteo bien definido, pero en los distintos informes se habla de 2,000 edificaciones, sumando lo que dice la CEPAL en 1986 e igual en 2001, vamos a abordar este tema desde el punto de distintos enfoques, múltiples criterios y así se va a tener que resolver”, agregó.

Por su parte, el viceministro de Obras Públicas, Emilio Ventura, destacó la importancia que tiene unir esfuerzos con todas las instituciones encargadas de la evaluación para poder solucionar la situación y poder tener una actualización del informe para evitar tragedias durante un sismo, ya que El Salvador es susceptible.

“Vemos que hay una serie de edificaciones que debemos atender, y entonces ahí vemos lo siguiente; hay infraestructuras que son privadas y hay infraestructuras que son públicas, hay infraestructuras que tienen un fuerte impacto social”, dijo Ventura.

Por su parte, CASALCO y la Asociación Salvadoreña de Ingenieros y Arquitectos están dispuestos a ayudar con la tarea de poder determinar la situación del estado actual de las edificaciones dañadas por terremotos en el país. Las autoridades afirman que el trabajo no será fácil y que puede durar mucho tiempo, pero que se logrará tener el listado actualizado.

Lee también

Comentarios

Newsletter