Lo más visto

Más de El Salvador

Proyecto viene siendo impulsado desde hace casi dos décadas

Un documento fechado en marzo de 2000 ya hablaba de él.

Enlace copiado
MINSAL  también había tratado de impulsar el proyecto desde 2000. Se retomó igual con María Isabel Rodríguez.

MINSAL también había tratado de impulsar el proyecto desde 2000. Se retomó igual con María Isabel Rodríguez.

Enlace copiado

Una carta fechada en marzo de 2000, en poder de este periódico, da cuenta de que este proyecto venía siendo impulsado desde entonces.

La carta está firmada y sellada por la Dirección General de Inversión y Crédito Público (DGIP) del Ministerio de Hacienda y está dirigida a la Dirección de Planificación del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

En ella, la directora de la DGIP, Dinora Margarita Cubías, se dirige al director de Planificación del MSPAS, Mario Ernesto Cruz Peñate, en respuesta a una petición que este último había solicitado para tener una opinión técnica sobre el perfil del proyecto “Dotación de 30 plantas generadoras de oxígeno médico a los hospitales nacionales del MSPAS en El Salvador”.

Según este documento, el MSPAS estaba incluso haciendo gestiones de financiamiento ante la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para la realización del proyecto.

Diez años más tarde, el mismo proyecto estuvo de nuevo sobre el escritorio del despacho de Salud.

Un memorándum enviado en febrero de 2010 por la ministra de Salud de ese momento, María Isabel Rodríguez, y dirigido a todos los directores de los hospitales nacionales busca obtener los datos estadísticos que le permitan determinar la demanda real y potencial de oxígeno médico y aire comprimido en cada uno de los hospitales de la red pública.

Hace cuatro años, en enero de 2013, el secretario general del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), José Armando Barrios López, también menciona el mismo proyecto en una misiva dirigida al subdirector de Salud de la institución.

Entre los acuerdos tomados por el honorable consejo directivo del ISSS en la sesión ordinaria del 14 de enero de ese año, Barrios López informa al subdirector que se encomienda a la Dirección General y a la Subdirección Administrativa presentar un estudio costo-beneficio de la factibilidad para que se pueda generar el servicio de gases de uso médico de forma institucional o en coordinación con el Ministerio de Salud.

Lee también

Comentarios