Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Al llegar a la casa de Pablo Antonio Portillo, mejor conocido como “Tony Portillo”, que está en la colonia Puerta El Sol, en la ciudad de Usulután, se observan logros vinculados al boxeo debido a la gran cantidad de trofeos, medallas, recuerdos, fotografías y recortes de periódicos que lo tienen como protagonista.
Enlace copiado
Destacado.  Tony Portillo tiene reconocimientos que revelan su paso por el mundo del boxeo.

Destacado. Tony Portillo tiene reconocimientos que revelan su paso por el mundo del boxeo.

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Puños para alcanzar la gloria y ayudar a los jóvenes pugilistas

Enlace copiado
Tony Portillo nació en Santiago de María, hace 78 años, pero sus lugares de residencia han sido varios, como San Salvador, Ahuachapán, Santa Ana, Morazán, San Miguel y Usulután, todo a causa de su amor y dedicación al boxeo.

Incluso fue a países como Nicaragua, donde estuvo tres años, lugar donde asegura que encontró apoyo y fortaleció así su carrera profesional. Brindó también por muchos años servicio militar, aprendiendo en este la responsabilidad y la constancia en los entrenamientos.

Cuenta que comenzó a boxear profesionalmente en 1960 y su última pelea fue realizada en 1975 en Santa Ana, cuando enfrentó a un boxeador famoso de la época conocido como “Gallinita” Santana; el combate terminó empatado.

Sin embargo, luego de ponerle fin a su carrera, decidió seguir ligado al boxeo como entrenador. Sacó la Licenciatura en Educación Física y la vida lo llevó a entrenar en distintos lugares del país, formando así a muchos profesionales.

Uno de los que más recuerda es el usuluteco Marcial Cañas, quien ganó la medalla de oro en los V Juegos Centroamericanos en 1994.

“Ese fue uno de mis logros más importantes, ya que se entrenó a conciencia a Marcial Cañas que siempre tuvo una buena voluntad para el trabajo, por lo que fue una gran satisfacción obtener ese logro”, dijo el entrenador.

Tony Portillo ha logrado entrenar en escuelas y colegios de las tres zonas del país, y debido a su experiencia también ha dado su aporte en el ámbito internacional.

Actualmente entrena en la Sexta Brigada de Infantería de Usulután, además de tener a cargo a ocho jóvenes que llegan hasta su vivienda donde cuenta con las herramientas necesarias para llevar a cabo un entrenamiento pugilístico.

“Este grupo de jóvenes los estoy preparando física y psicológicamente, por lo que la competencia más cercana es la que se llevará a cabo en febrero en San Salvador, y los estamos preparando para que logren un buen papel”, aseguró el entrenador.

Otra de las habilidades de Tony Portillo poco conocidas es la de escribir, ya que constantemente elabora editoriales con críticas a funcionarios públicos y otras personas que poco apoyan al deporte, además de proponer soluciones para los problemas que se presentan en el país en distintos ámbitos.

Dificultades

Portillo fue crítico en cuanto a la falta de apoyo de las autoridades de Gobierno hacia los atletas, considerando que no promocionan verdaderamente a los jóvenes con talento y con opción de destacar.

“No hay apoyo verdadero, hay mucha corrupción, ya que las autoridades encargadas del deporte apadrinan a atletas que no tienen las condiciones necesarias y aun así los llevan a diferentes competencias”, declaró.

Asimismo, indicó que al momento de entrenar a los jóvenes se ha percatado de que hay mucha diferencia con los atletas de hace varios años.

“Antes el boxeo era más dinámico, creativo, más valiente, el joven ha perdido el espíritu que había antes, y hoy (para) los jóvenes su autoestima es su yo interno, con temor a combatir y sus visiones han sido débiles”, analizó Portillo.

Sin embargo, una de las mayores satisfacciones que le ha dado la profesión es la de ayudar a alejar a los jóvenes de los vicios y la delincuencia.

“Al entretenerlos con el boxeo he logrado alejarlos de la delincuencia y considero que hemos contribuido con algo, evitando que se involucren en grupos delictivos”, apuntó.

El exboxeador tuvo 11 hijos (cuatro mujeres y siete hombres), de los cuales ninguno siguió sus pasos, ya que optaron mejor por dedicarse a otras profesiones.

Su compañera de vida es Berta Alicia Cisneros y la considera como un apoyo fundamental para continuar comprometido con el boxeo.

“Voy a seguir entrenando hasta que Dios me dé fuerzas”, afirmó.

Tags:

  • ciudadano
  • boxeo

Lee también

Comentarios

Newsletter