¿Qué pasa con las armas que son decomisadas por las autoridades?

Los artículos 75 y 76 de la Ley de Control y Regulación de Armas, Municiones y Explosivos establecen que las armas incautadas deben ser destruidas.
Enlace copiado
Foto de la FAES

Foto de la FAES

- 00:00:43 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

La Fuerza Armada de El Salvador (FAES) destruyó este miércoles un total de 1,345 armas que fueron decomisadas durante lo que va de 2017.

Las armas fueron trasladadas en contenedores hacia la empresa CORINCA, en donde se llevó a cabo el proceso de fundido. Esto, en cumplimiento con los artículos 75 y 76 de la Ley de Control y Regulación de Armas, Municiones y Explosivos, que establecen que las armas incautadas deben ser destruidas.

Según la FAES, fundir las armas es el procedimiento que ofrece mayor garantía, aunque "existen otros métodos de destrucción" como el corte. Sin embargo, el resto de procesos se prestan a que "queden dispersas algunas piezas".

Estas armas fueron decomisadas por tenencia y portación ilegal, alteración de sus características ilegales y otras faltas a la ley. De ellas, 800 eran armas cortas (pistolas, revólver y subametralladoras), 405 armas largas (carabinas, fusiles y escopetas), 90 artesanales, entre otras.

Miembros del Ministerio de Defensa, de la Policía Nacional Civil (PNC), de la Fiscalía General de la República (FGR) y de la Organización de los Estados Americanos (OEA) fueron los encargados de verificar y validar las actas correspondientes antes de la destrucción.

Tags:

  • Armas
  • FAES
  • CORINCA

Lee también

Comentarios

Newsletter