Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial LO MÁS LEÍDO

Qué pasó con el GRP, el grupo élite de la policía que creía estar “más allá del bien y del mal”

La Policía Nacional Civil (PNC) hizo oficial este miércoles la disolución del Grupo de Reacción Policial (GRP), el grupo élite de reacción que está envuelto en el escándalo de la desaparición de la policía Carla Ayala, y que antes también estuvo involucrado en otros sonados casos como la masacre extrajudicial en San Blas.

Enlace copiado
La Policía Nacional Civil (PNC) busca enterrar todo en lo que se convirtió la que se había sido en la unidad más elitista de la Policía Nacional Civil, el Grupo de Reacción Policial (GRP). Foto LPG/Jonatan Funes/Archivo

La Policía Nacional Civil (PNC) busca enterrar todo en lo que se convirtió la que se había sido en la unidad más elitista de la Policía Nacional Civil, el Grupo de Reacción Policial (GRP). Foto LPG/Jonatan Funes/Archivo

Enlace copiado

La Policía Nacional Civil (PNC) busca enterrar todo en lo que se convirtió la que se había sido en la unidad más elitista de la Policía Nacional Civil, el Grupo de Reacción Policial (GRP), que estaba bajo la dirección de Julio César Flores Castro, y que desató un escándalo luego de una fiesta de final de año que derivó en la desaparición (hasta hoy impune) de la policía Carla Ayala.

La creación de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP), anunciada este miércoles por el director policial, Howard Cotto, es la medida con la que esperan desaparecer totalmente aquella unidad élite, que también se vio involucrada en otros sonados casos como la masacre extrajudicial en la finca San Blas. Cinco agentes del GRP fueron absueltos en el caso, pese a que el juez dio por probada su participación en la matanza.

De acuerdo con fuentes policiales, los últimos integrantes del GRP creían que estaban “más allá del bien y del mal” y que incluso ni se consideraban miembros de la Policía Nacional Civil, sino que eran “algo más”. De hecho, trataban a los policías uniformados de manera despectiva e incluso los llamaban “nanitas”.

La gota que derramó el vaso fue la fiesta con licor y sexo del 29 de diciembre de 2017, en la que hubo disparos y se desapareció a la policía Carla Ayala. Varios oficiales se encuentran procesados por ello. El resto ha sido redistribuido en delegaciones del interior del país, usando no ya los uniformes de élite, sino los azules comunes y corrientes.

La nueva Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) fusiona a las Fuerzas Especializadas de Reacción El Salvador (FES) y al Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPES). Ha quedado bajo el mando del subcomisionado César Ortega, conocido en los círculos policiales bajo el indicativo “Artillero”.

En el lanzamiento de la UTEP, Cotto les recordó a los que conforman esta unidad que "forman parte de un todo" y que se trata del "trabajo en conjunto" la fortaleza de este nuevo brazo de la PNC.

La sede del GRP, que estaba bajo alquiler, será devuelta a su dueño cuando acabe el contrato de alquiler. Mientras eso llegue, se utilizará para albergar unidades de la Policía Comunitaria.

Incluso los vehículos del Grupo de Reacción Policial se utilizarán para llevar niños, como parte de las tareas de la Policía Comunitaria.

La disolución de una fuerza especializada como el GRP no es un caso único. Ya antes pasó con el Quinto Batallón de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), el cual fue disuelto, debido a que sus miembros se negaron a impedir el avance de policías del Movimiento de Trabajadores de la Policía, que se dirigían hacia Casa Presidencial.

Tags:

Lee también

Comentarios