Lo más visto

El Salvador  / judicial Lo más leído

"Queremos que se haga justicia a la memoria de mi mamá"

Personal de la morgue del Hospital Rosales cometió un error: entregó el cuerpo de una persona a una familia que no era la suya y la enterraron con protocolo covid-19. Autoridades les han dicho que tendrán que esperar hasta siete años para que les entreguen el cadáver .

Enlace copiado
1Morgue La familia Meléndez llegó a reconocer el cuerpo de Amelia el 2 de julio, sin embargo, ya lo  habían entregado a otra familia bajo  protocolo covid.

1Morgue La familia Meléndez llegó a reconocer el cuerpo de Amelia el 2 de julio, sin embargo, ya lo habían entregado a otra familia bajo protocolo covid.

Enlace copiado

Amelia Tejada de Meléndez falleció en el Hospital Rosales el 2 de julio de este año, pero, hasta la fecha, sus familiares aún buscan su cuerpo. En la morgue del hospital la confundieron con otra paciente que era sospechosa de covid-19.

Carolina Meléndez describió a LA PRENSA GRÁFICA los momentos de angustia que han pasado en la familia a causa de ese error.

Carolina cuenta que su madre sufrió de un problema de artritis reumatoidea la mayor parte de su vida. Estuvo postrada en una silla de ruedas alrededor de veintidos años. Además, comenta que también estaba sufriendo de unas úlceras en sus dos piernas.

A mediados de junio , la salud de Amelia empezó a complicarse y la trasladaron a un hospital privado de San Salvador. Sin embargo, en ese centro médico solo permaneció por una semana; el día 1 de julio fue trasladada al Hospital Rosales aproximadamente a las 4 de la tarde.

Morgue. La familia Meléndez llegó a reconocer el cuerpo de Amelia el 2 de julio, sin embargo, ya lo habían entregado a otra familia bajo protocolo covid.

"Nosotros estábamos conscientes que la situación de ella era crítica, médicos internistas la evaluaron y nos habían dicho que no nos daban mayor esperanza", relató Carolina.

El 2 de julio le llamaron de parte del hospital para informarle que la señora Amelia había fallecido y que, para hacer el reconocimiento del cuerpo, debían llegar al hospital con personas de la funeraria para retirarlo.

Alrededor de las 9 de la noche, Carolina llegó con personal de la funeraria, y los recibieron con traje covid. "Cuando les dije que iba a reconocer el cuerpo de mi madre empezaron a hablar entre ellos, me dijeron que ella murió por covid y les dije que la muerte de ella fue natural".

Según el personal del hospital, ese día por muerte natural, solo habían fallecido dos hombres.

La hija de Amelia pidió al hospital una explicación por lo que había pasado. La respuesta del jefe de la morgue fue que no encontraban el cuerpo y que, si quería, podía ir a corroborar en un área donde están todos los fallecidos, tanto los de covid-19 como otras enfermedades.

A Carolina y a su padre les ofrecieron que podían entrar a esa área para reconocer el cuerpo. En ese momento, el esposo de Amelia decidió entrar. "A él le dieron un traje para poder entrar a la morgue, vio alrededor de 20 cuerpos y ninguno era el de mi mamá", describe Carolina.

“En este momento, nosotros lo que suplicamos es que se nos deje hacer la exhumación y trasladar el cuerpo de mi madre a un lugar bonito, no en un lugar desconocido”.

Carolina Meléndez, hija  de Amelia Tejada de Meléndez.

Agrega que ese día no les dieron mayor información al respecto, y les dijeron que regresaran al siguiente día a las 6 de la mañana.

Regresaron el 3 de julio. Allí estaban dos personas encargadas de la morgue y aseguraron que "eso jamás había pasado". Carolina dijo que empezaron a revisar los libros de registro para ver qué cuerpos habían salido entre las 2 y las 9 de la noche.

"Allí se dieron cuenta del error ellos y vieron que el cuerpo de mi mamá lo había retirado otra familia de una persona que sí murió bajo sospecha covid", asegura.

El cuerpo lo retiraron aproximandamente a las 2 de la tarde. "Cuando nosotros llegamos el dos de julio a hacer el reconocimiento, mi madre ya estaba enterrada", dijo.

La familia Meléndez logró hablar con el director del Hospital y con la directiva y ellos se comprometieron a resolverles lo más pronto posible. "El director nos dijo que va a mover todos sus contactos para ver de qué manera nos solventa la situación", aseguró Carolina.

Según la familia, los mantienen informados sobre el caso. Desde la dirección del hospital, enviaron el primer documento a la Fiscalía General de la República. Sin embargo, les dieron una respuesta negativa, ya que según los protocolos, un cuerpo con covid no se puede exhumar. Luego enviaron nuevamente el documento con las observaciones, en las que detallan que Amelia no murió por covid-19 y les dijeron que el 23 de julio realizarían la exhumación.

Ese día, la familia Meléndez llegó al cementerio La Bermeja con el personal del hospital. Sin embargo, al final, les dijeron que no podían proceder porque no habían mencionado que a Amelia la habían enterrado en un lugar de personas con covid y que la cripta donde ella está es doble, y la otra persona que está junto el cuerpo de ella sí se registró bajo sospecha covid-19. "Tenemos la esperanza de que sea ella, pero queremos que nos den la oportunidad de velarla. Suplicamos justicia".

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines