¿Quién va por la vida embarazándose y abortando? Nadie ”

La exmagistrada de la Suprema Corte de México ofreció una conferencia sobre Interrupción Legal del Embarazo. Habló de la libertad de elegir.
Enlace copiado
Enlace copiado
Nadie está en contra de la vida ni es pro muerte, sino lo que se está es a favor de la libertad de decidir. “¿Quién va por la vida embarazándose y abortando? Nadie”. Al menos esa es la premisa que desarrolló la jurista Olga María Sánchez Cordero de García Villegas durante una conferencia que ofreció en El Salvador, denominada “Asuntos constitucionales y derechos de las mujeres, a 10 años de la Ley sobre la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la ciudad de México”. La abogada y doctora honoris causa por dos universidades mexicanas se desempeñó durante dos décadas como magistrada de la Suprema Corte de México, entre 1995 y 2015. Además ha escrito más de 40 publicaciones relacionadas con los derechos constitucionales de las mujeres.

LEA ADEMÁS: ¿SE DESPENALIZARÁ EL ABORTO EN EL SALVADOR?

¿Cuáles fueron los antecedentes antes de aprobar la ley para la ILE en la ciudad de México?

Había causales de despenalización, de “extinguimiento” de responsabilidades, excluyentes de responsabilidades. Incluso, el aborto por imprudencia de la propia madre, una madre que caminaba kilómetros o que andaba en bicicleta o que se caía de la escalera... Y en otros estados de México, incluso, entre las causales estaba contemplada la pobreza extrema, pero siempre se sujetaba la mujer a un proceso penal en el que tenía que probar causales.

¿Qué causales? ¿Quién tomó la iniciativa?

El sector que más hemos tenido de nuestro lado es, sin duda, el médico, porque los médicos, si había las causales, también se sujetaban a un proceso penal igual que las mujeres. En ese proceso penal tenían que probar que efectivamente había una de las causales, como malformaciones genéticas o congénitas, como el riesgo de salud y de vida de la madre, como la violación... En fin, una serie de causales que se tenían que probar ante un juez y que no siempre eran exitosamente probadas. El sector que más apoyó esta ley, sin duda, fue el sector médico.

LE PODRÍA INTERESAR: “IMAGÍNESE A SU HIJA DE 9 AÑOS DANDO A LUZ PRODUCTO DE UNA VIOLACIÓN”: DIPUTADA CORNEJO

¿Cómo evalúa la primera década con la ley para la ILE?

El legislador del Distrito Federal, por supuesto, continúa protegiendo, como bien jurídico a tutelar, los derechos del neonato o no nacido, por supuesto; tanto, que decide que a partir de las 12 semanas de embarazo se comete el delito de aborto, pero antes de las 12 semanas está despenalizado. Es decir, se puede tomar la decisión de interrumpir el embarazo sin que obre ninguna causal, simplemente por la voluntad de la mujer embarazada para llegar a una clínica e interrumpir el embarazo, sin tener que justificar ninguna cosa.

¿Pero cómo evalúa el antes y el después de la ley?

Esto ha sido muy benéfico. Quiero explicar algo que se confunde mucho, pero quiero poner los puntos sobre la mesa: la penalización del aborto, en cualquier momento de la concepción, es la privación de la libertad de las mujeres, es encarcelarlas. Y si usted le pregunta a cualquiera de las gentes que están en contra de que se despenalice o en contra de que haya causales, y esto quiero que quede bien claro en esta entrevista: si les preguntas “¿quieren llevar a la cárcel a las mujeres?”, la respuesta siempre va a ser “no”. Entonces, ¡no las lleven a la cárcel!

¿Los cambios que ha representado esta ley en beneficio de la sociedad?

Dicen por allí que las ricas abortan y las pobres se desangran. Y eso es absolutamente cierto. Las pobres terminaban en una de estas clínicas clandestinas y terminaban desangradas o ellas solas se provocaban el aborto con ganchos, con pastillas o con cualquier instrumento que ponía en riesgo su vida. Entonces, con la ley ya no hay peligro de la vida de la madre. Y es que penalizar el aborto es criminalizar la pobreza. Muchas centroamericanas llegan a la ciudad de México a abortar, si tienen los recursos para viajar y hacerlo.

LEA TAMBIÉN: 59 NIÑAS Y ADOLESCENTES EMBARAZADAS POR DÍA DURANTE 2016

La escuché decir que se va “impactada” de El Salvador. ¿Por?

Porque hay temas que nosotros en México tenemos totalmente resueltos y que en El Salvador ¡ni siquiera los han puesto en la mesa para discutirlos!, como el matrimonio igualitario, el divorcio encausado, el documento de voluntad anticipada, la muerte digna. Nada de esto ha sido puesto siquiera en la mesa de discusión y nosotros los tenemos totalmente legislados y superados. Tenemos el documento de voluntad anticipada en todos los estados de la República de México, donde tú decides donar tus órganos, donde tú decides no seguir conectado a máquinas, donde tú decides que no haya ensañamiento terapéutico con tu persona. Lo decides antes de entrar en la situación de enfermedad terminal o de muerte cerebral, en fin... Aquí no solo no están en discusión, sino que, es más, ni siquiera han sido planteados. Por eso es que me voy absolutamente impactada.

Durante su conferencia expuso el caso de una mujer que no quería un sexto hijo. ¿Qué les diría a quienes la cuestionaran sobre: “bueno, pero ella fue la que se embarazó por sexta vez”?

¡A ver, a ver, a ver! Yo tuve un caso en Chinpancingo, en la ciudad de Guerrero, durante una plática sobre la despenalización del aborto. Y allí, una de las indígenas que era diputaba me dijo: “Mi madre tenía 11 hijos, porque siempre que llegaba mi padre, necesariamente, o la violaba o le exigía sexo. Y con el ‘onceavo’ hijo mi madre le puso en la cama pedazos de vidrio para que cuando se acostara se lastimara”. Eso me dijo ella: “Mi madre no quería volver a tener hijos. A mi madre la violaba mi padre y la obligaba a seguir teniendo hijos”. Entonces, no es justo decir: ¡qué a gusto las mujeres disfrutan su sexualidad!... ¿Cuándo es impuesta? Pero esa es la mentalidad machista: que las mujeres somos las malas de las películas; ese es el estereotipo.
 

Tags:

  • aborto
  • ley
  • embarazo
  • mujeres

Lee también

Comentarios

Newsletter