Quitan reserva a extradición por delitos de tortura

La reserva nunca fue vigente, a pesar de establecerse desde 1994.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Asamblea Legislativa aprobó ayer en su sesión plenaria una enmienda a la ratificación de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, suscrita por El Salvador el 23 de marzo de 1994 (hace casi 22 años) y que consiste en retirar la reserva que el Estado salvadoreño había puesto a la ratificación de la convención, específicamente en lo relativo al proceso de extradición de nacionales.

“Sobre este instrumento en el decreto legislativo número 833 se formuló una reserva expresa a las disposiciones relativas a la extradición, que contravenga lo establecido en la Constitución de la República, ya que en ese entonces no podía estipularse la extradición respecto a nacionales en ningún caso, ni respecto a extranjeros por delitos políticos, aunque por consecuencia de estos resultaren delitos comunes”, se lee en el dictamen de la comisión de relaciones exteriores del congreso, que fue de donde provino el acuerdo para el retiro de la reserva.

La reserva, según adujeron los diputados que firmaron el dictamen, tenía también sobre la base el no reconocimiento por el Estado salvadoreño del Comité contra la Tortura, de índole internacional, así como al no reconocimiento de la competencia de la Corte Internacional de Justicia, para conocer las controversias que pudieran surgir con relación a la interpretación o aplicación de la convención.

Los diputados enumeraron al menos dos situaciones por las que la reserva a esta fecha se volvió innecesaria. En primer lugar, indicaron que desde el año 2000 se reformó la Constitución de la República para que los casos de extradición se hicieran bajo lo estipulado por los tratados internacionales. Y además, la reserva nunca fue dada a conocer ante la ONU, por lo que jamás tuvo vigencia.

Lee también

Comentarios

Newsletter