Lo más visto

Más de El Salvador

Reacciones por acusación de políticos

Alcalde Muyshondt dijo que enfrentará proceso de frente, mientras que los exministros del FMLN no se pronuncian. El presidente Bukele aprovechó a criticar a ambos partidos.
Enlace copiado
Acusación.  La Fiscalía presentó ayer la acusación contra políticos y civiles, a quienes acusa de negociar con pandillas para obtener beneficios electorales en 2014.

Acusación. La Fiscalía presentó ayer la acusación contra políticos y civiles, a quienes acusa de negociar con pandillas para obtener beneficios electorales en 2014.

Enlace copiado

"Ya mis abogados se presentaron a garantizar mi comparecencia y colaborar con el proceso", fue parte de la reacción del alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, ante la acusación que le hace la Fiscalía General de la República (FGR) de negociar y entregar dinero a grupos terroristas para obtener beneficios electorales para su partido ARENA en las elecciones presidenciales de 2014, que las perdió contra el FMLN.

El jefe municipal capitalino es una de los siete pesonadas que fueron acusadas este sábado por la FGR, junto con dos exministros del gobierno efemelenista, señalados de entregar fuertes cantidades de dinero a grupos criminales a cambio de votos y beneficiarse en las elecciones. Muyshondt asegura que desde hace tres días, cuando comenzaron a surgir los rumores de su acusación, mandó a sus abogados para ponerse a disposición para que "se conozca toda la verdad y se le ponga punto final a esto".

El alcalde es acusado junto al difunto exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano, de negociar y entregar $100,000 a estos grupos. Ambos acusados aparecen en un video grabado por un supuesto pandillero durante una de las reuniones donde aparentemente se negoció esta entrega.

Muyshondt también aparece en un segundo vídeo en el cual tiene fajos de billetes que supuestamente entregaría a las pandillas.

En la acusación la Fiscalía también incluyó a Arístides Valencia y a Benito Lara, exministros de Gobernación y Justicia y Seguridad en los gobiernos del FMLN, respectivamente, que según la acusación, habrían entregado $150,000 a las pandillas en la primera vuelta electoral del 2014.

Hasta ayer por la tarde ninguno de los izquierdistas se había pronunciado al respecto. Tampoco lo hizo ningún dirigente del partido FMLN, en redes sociales. Ni el secretario general del partido, el exvicepresidente Óscar Ortiz, se manifestó sobre esta nueva acusación contra miembros de su partido. De acuerdo con las investigaciones, el FMLN habría entregado dicha cantidad de dinero para la primera vuelta de las elecciones presidenciales y fue Valencia el encargado de hacer la entrega. Por su parte, ARENA habría negociado con las pandillas para la segunda vuelta electoral, haciendo la entrega de $100,000 por medio de Paolo Luers.

Ayer, en su cuenta de Twitter, Luers se limitó a escribir: "Solo puedo repetir lo que declaré cuando hace 2 años surgió esta acusación de parte de un delincuente confeso. En 2 años la @FGR_SV no me ha pedido declarar. Y ahora acusa". Ante esta nueva acusación, que involucra a representantes o funcionarios de los partidos que gobernaron el país los últimos 30 años, el presidente Nayib Bukele aprovechó para criticarlos. "Y pensar que aún hay personas que apoyan a ARENA y al FMLN, aún sabiendo que intercambiaron la sangre de los salvadoreños por votos", escribió en su cuenta de Twitter.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines