Recomiendan legislación para indagar difamación de “trolles”

Representantes de organizaciones sociales aplauden la aprobación prevista para hoy de la nueva ley especial contra delitos informáticos, pero aconsejan a diputados llenar algunos vacíos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los delitos de difamación, calumnia e injuria que se mantienen impunes desde las cuentas anónimas o “trolles” en las redes sociales no están tipificados en la nueva ley especial contra delitos informáticos que la Asamblea Legislativa se dispondrá a aprobar este día en su sesión plenaria. Diputados de varios grupos parlamentarios están conscientes de ese vacío.

Y si bien algunos representantes de organizaciones sociales consideran que la nueva normativa ayudará a las autoridades a perseguir la totalidad de delitos cibernéticos, los diputados quedarán en deuda con una legislación que establezca el imperativo de investigar e identificar a quienes en el anonimato, dentro de internet, cometen delitos contra el honor y la intimidad de las personas.

Los diputados de las bancadas de GANA y FMLN en la comisión de seguridad pública decidieron suprimir el artículo 24 del proyecto de ley, relativo a los delitos contra el honor y la intimidad con el uso de las tecnologías de la información y comunicación, entre ellas las redes sociales, con el argumento de que estos delitos ya están tipificados en el Código Penal.

PCN y ARENA firmaron el dictamen favorable con el que el proyecto de ley llegará hoy al pleno del congreso para ser aprobado, pero bajo la condición de que se va a tratar de incorporar el artículo 24, aunque con ciertas modificaciones, por ejemplo que se impongan multas por estos delitos y no cárcel.

El diputado Rodrigo Ávila, de ARENA, aseguró que su fracción va a dar los votos para esta ley y que si no se logra incorporar el artículo 24 se buscará posteriormente crear una norma que persiga los delitos contra el honor y la intimidad que cometen los “trolles”.

El director del Departamento de Estudios Legales (DEL) de FUSADES, Javier Castro, cree que el contenido de la ley en general va a ser un buen soporte para que las autoridades persigan los delitos cibernéticos. Aunque añadió que los diputados luego pueden reformar las leyes para que la difamación, la calumnia y la injuria por parte de anónimos en internet puedan ser investigadas por la Fiscalía General de la República.

En la actualidad, el agraviado por estos delitos debe costearse un abogado y acudir a un tribunal de Sentencia para hacer la denuncia contra el presunto difamador. Una reforma favorable para las víctimas de “trolles”, dijo Castro, podría ser que el afectado tenga la facultad de acudir a la Fiscalía para que esta institución indague y pueda identificar a la persona o grupo de personas que cometen la difamación detrás de anónimos.

El director ejecutivo de FUNDE, Roberto Rubio, comentó ayer que la Asamblea Legislativa puede y debe enfocarse en proteger a las personas de calumnias y difamaciones anónimas en internet. El diputado Ávila y el diputado Antonio Almendáriz, del PCN, han recalcado que en ningún momento se busca violar la libertad de expresión en internet, porque la libertad de expresión deja de ser un derecho “cuando se difama, se calumnia o se injuria”, algo que según los legisladores hacen los llamados “trolles”.

Rubio hizo el llamado a los diputados del congreso a que no dejen ese vacío en la ley de delitos informáticos para tener una legislación completa. Mientras tanto, Óscar Campos, abogado de la ISD, dijo que estarán al tanto de la aprobación de la ley para verificar que no se violenten derechos constitucionales.

Lee también

Comentarios

Newsletter