Reconocen en San Miguel labor de monseñor Morán Aquino

En febrero pasado fue nombrado por el papa como nuevo obispo de la diócesis de Santa Ana.
Enlace copiado
Despedida.  Monseñor Miguel Morán Aquino fue agasajado por la Asociación de Señoras de la Caridad de San Miguel. Pronto partirá de San Miguel para asumir como obispo de la Diócesis de Santa Ana.

Despedida. Monseñor Miguel Morán Aquino fue agasajado por la Asociación de Señoras de la Caridad de San Miguel. Pronto partirá de San Miguel para asumir como obispo de la Diócesis de Santa Ana.

Reconocen en San Miguel labor de monseñor Morán Aquino

Reconocen en San Miguel labor de monseñor Morán Aquino

Enlace copiado
Monseñor Miguel Ángel Morán Aquino está próximo a asumir el cargo de obispo de la Diócesis de Santa Ana, por lo que grupos católicos y miembros de asociaciones de beneficencia de la Perla de Oriente han comenzado a realizar actividades para despedir al sacerdote, quien durante más de 15 años estuvo al frente de la diócesis migueleña.

Con este motivo en mente, las integrantes de la Asociación de Señoras de la Caridad de San Miguel realizaron un convivio para agradecer todo el apoyo que el obispo Morán Aquino les brindó en toda actividad que realizaron en beneficio del asilo San Antonio y otras instituciones que ellas administran.

María Teresa Castillo, presidenta de la Asociación de Señoras de la Caridad de San Miguel, explicó que el grupo ha decidido rendirle un pequeño homenaje al religioso, en vista de que dentro de pocos días abandonará la ciudad para asentarse en Santa Ana.

“Él fue tan generoso, porque todo lo que podía llevarnos de donaciones al asilo lo llevaba personalmente. En su vehículo llevaba verduras, cereales y todo lo que él conseguía en sus visitas pastorales a los pueblos”, contó Castillo.

La presidenta de la asociación de beneficencia agregó que monseñor Morán Aquino también acompañó al grupo a sus actividades espirituales y religiosas, por lo que decidieron demostrarle su cariño y admiración con un agasajo.

De igual manera, la Asociación Salva Mi Riñón (ASALMIR) tiene planificado rendir un homenaje a Morán Aquino, por ser uno de los miembros fundadores que apoya la causa a favor de los enfermos renales. Dicha actividad se realizará la próxima semana, según confirmaron miembros de este grupo.

Morán Aquino por su parte agradeció las muestras de aprecio que ha recibido de parte de la feligresía católica y de otros grupos que apoyan causas sociales, y aseguró que se marcha de la ciudad de San Miguel con la satisfacción de haber conocido a personas con las que trabajó, tanto en el área de la evangelización como de naturaleza social.

Miguel Ángel Morán Aquino nació el 25 de mayo de 1955 en el cantón Nancintepeque, del caserío Esquipulas, en Santa Ana.

El 25 de julio de 1981 recibió su diaconado, y el presbiteriado el 5 de diciembre del mismo año, en la parroquia San Pedro Apóstol, de Metapán. Obtuvo una licenciatura en Teología Dogmática en Roma, Italia, tras lo cual regresó a El Salvador y colaboró con el Seminario San José de la Montaña, en San Salvador.

El 2 de septiembre del año 2000 fue nombrado obispo de la Diócesis de San Miguel, mientras que el pasado 9 de febrero el papa Francisco lo nombró obispo de la Diócesis de Santa Ana, cargo que asumirá el próximo 7 de abril.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter