Loading...

Recuerdos de la Semana Santa alrededor del mundo

El covid-19 deja en suspenso la Semana Santa, por segundo año. Recordamos algunas de las celebraciones ligadas a este período en diferentes lugares del mundo.

Enlace copiado
Enlace copiado

LA SEMANA SANTA “ENDIABLADA” DE EL SALVADOR 

Cada Lunes Santo, en Texistepeque, en el departamento de Santa Ana, se libra una lucha entre el bien y el mal, entre Jesús y el diablo. 

En esta tradición, varias decenas de hombres “talcigüines”, endiablados, vestidos de rojo y con máscaras del mismo color, salen armados con látigos con los que ”limpian” los pecados de los asistentes. 

En su recorrido, los “talcigüines” se encuentran con Jesús, que va vestido de morado y porta una cruz en una mano y una campana en la otra. 

El “talcigüín” con el látigo y Jesús con la campana, simulan una batalla que acaba ganando el bien.

Esta tradición no se llevará a cabo este año, para evitar la propagación del covid-19, según informaron los organizadores.


EL REALISMO DE FILIPINAS

Filipinas es el país asiático con mayor número de católicos donde algunos llevan al extremo la penitencia. No es extraño ver representaciones de la Pasión de Cristo por las calles, pero algunas lo hacen con extremado realismo. 

En Pampanga, por ejemplo, hay penitentes que marchan mientras se fustigan y la sangre va brotando de su espalda. Otros optan por cargar con una cruz. 

“Es realmente doloroso, pero una vez que estás abajo y ves las caras de expectación de la gente, todo el dolor se va”, dijo Rubén Enaje quien, representando a Jesús, fue clavado por las palmas de la mano a la cruz. 

También hay lugarres para celebraciones menos sangrientas y dolorosas. En Marinduque, la gente se viste con ropas y máscaras inspiradas en el atuendo de los soldados romanos.

HUEVOS PINTADOS Y COMPETICIONES EN RUMANÍA

Durante la celebración de la pascua cristiana ortodoxa, religión mayoritaria en Rumanía, en el centro de Europa, los huevos adquieren un valor especial. 

La forma tradicional de decorar los huevos de Pascua ha pasado de padres a hijos durante generaciones. Se trata de un delicado proceso que incluye el vaciado, baños de color y filigranas dibujadas con cera de abejas que, al aplicar calor, se derrite, dejando visible los tonos. 

Al margen de estos diseños más intrincados, en casa también se decoran huevos cocidos. Y el domingo de Pascua se celebra la “batalla” de los huevos. 

Cada miembro de la familia analiza y sopesa cada uno antes de elegirlo. La persona de más edad de la mesa es el primero en “chocar” su huevo contra otro y debe decir “Cristo ha resucitado”, a lo que el otro responde, “Ciertamente ha resucitado”.

ESPAÑA Y SUS PROCESIONES POPULARES.

Aunque se celebra en innumerables puntos de la geografía española, la Semana Santa toma un significado especial en el sur de la Península Ibérica, siendo la de Sevilla una de las más reconocidas internacionalmente. 

La Semana Santa de la capital hispalense se celebra desde el siglo XVI y miles de personas se agolpan por las calles de la ciudad entre los que salen en las hermandades, las agrupaciones de devotos, y los que acuden como espectadores. 

Lo más significativo son las procesiones, en las que los llamados costaleros llevan sobre la espalda las imágenes religiosas. El paso, como se las llama, del Santísimo Cristo de la exaltación, por ejemplo, pesa alrededor de 3,500 kilogramos, según la página web de su hermandad. 

Las procesiones van acompañadas de marchas y música solemne, en la que predominan los tambores y las cornetas. Desde los balcones, algunos devotos dedican saetas, cantos populares flamencos a capela, a las principales imágenes. 

Tags:

  • Semana Santa Religiosa

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines