Lo más visto

Recuperan osamentas de dos personas

Se sospecha que los restos pertenecen a dos hombres que desaparecieron en 2014.
Enlace copiado
Recuperan osamentas de dos personas

Recuperan osamentas de dos personas

Enlace copiado

Las osamentas de dos personas fueron recuperadas el lunes anterior por la noche de una tumba clandestina que fue ubicada en unos terrenos ganaderos del cantón Cerro Pelón, de Pasaquina, en La Unión, según informó ayer la Policía Nacional Civil (PNC).

Los restos estaban en bolsas negras ya deterioradas por el tiempo que tenían de estar enterradas, a una profundidad de 1 metro, aproximadamente. La recuperación de los restos es parte de una investigación que está realizando la Fiscalía General de la República (FGR), de la cual no se brindaron mayores detalles.

Fuentes policiales afirmaron que los restos podrían ser los de dos hombres que desaparecieron hace cuatro años en la zona norte del departamento de La Unión; sin embargo, esta versión será confirmada o descartada hasta que el Instituto de Medicina Legal (IML) emita los resultados de las pruebas de ADN que se practicarán.

La recuperación de estas dos últimas osamentas en Pasaquina se suma a otras tres excavaciones que han realizado la Fiscalía y Policía durante este año en diferentes puntos del departamento de La Unión, de donde se ha recuperado un total de ocho cadáveres. Los entierros habrían sido realizados entre 2014 y 2017.

“Obviamente esto no se trabaja solo, y no es el primer caso porque ya hemos tenido otros en el cantón Güisquil, de Conchagua, donde se han encontrado otras osamentas. También se han buscado en El Tamarindo, es una zona bastante amplia y la desventaja ahí es que el agua cubre la zona y tiende a borrar o llevarse los restos, si es que hubo ahí algunas personas que estaban enterradas”, señaló Osmín Peñate, jefe de la delegación policial de La Unión.

El lugar donde más cadáveres enterrados se encontraron fue en el cantón Güisquil, donde se recuperaron cuatro, aunque la PNC sospecha que en el lugar podrían haber más cadáveres. Los trabajos se suspendieron debido a que la zona del hallazgo está situada a orillas del golfo de Fonseca y el cambio de marea dificultó las excavaciones.

Las autoridades afirman que con la recuperación de las osamentas, además de iniciar o avanzar en algunos procesos judiciales que se están ventilando en los tribunales, se quiere dar una respuesta a los familiares de las víctimas que han sido reportadas como desaparecidas en los últimos años. Los familiares se presentan a escenas de hallazgos y desenterramientos para poder identificar a sus seres queridos.

Lee también

Comentarios