Lo más visto

Más de El Salvador

Red de corrupción en FGR: Mauricio Funes pagó por su impunidad total a Luis Martínez

El exfiscal Luis Martínez, quien actualmente guarda prisión por otro caso, se favoreció con dinero en efectivo, carros, viajes y otras dádivas que le otorgaron varios empresarios y el expresidente Mauricio Funes para blindarlos. La FGR fue utilizada por una red de corrupción para favorecer y perjudicar a conveniencia a diferentes personas.

Enlace copiado

Exfiscal Luis Martínez estaba al servicio de Mauricio Funes - 00:03:58 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Nueva información ha surgido en la operación que la Fiscalía General de la República ha llamado "Operación Corruptela". Según el jefe de la Unidad Antilavado, Jorge Cortez, un total de $735, 866.14 fueron extraídos del patrimonio de la FGR, utilizando consultorías ficticias y viáticos falsos; y se puso a la institución al servicio de intereses particulares.

"Se vendió justicia"

El Fiscal General, Douglas Meléndez, ha dicho que "desde la fiscalía se vendió justicia. Se archivaron investigaciones a cambio de dinero, viajes, vehículos y otras cosas". Uno de sus más grandes "benefactores" era el ex presidente de la república, Mauricio Funes, quien pagó al ex fiscal general Luis Martínez para que no fuera investigado por el caso El Chaparral y por la tregua entre pandillas, entre otros casos que pudieran surgir. "Lo que compró el expresidente Funes fue impunidad", dijo el fiscal Meléndez. "La investigación nos arrojó esos dos casos (Chaparral y Tregua) pero la compra era para otros casos y cualquier situación que viniera... hay un caso de un hijo de él que fue arreglado", explicó.

Principales imputados

El exmandatario le dio dádivas a Martínez. Le proporcionó tres vehículos, uno de ellos una BMW X6 blindada, una camioneta Mercedes Benz  que era propiedad de Ada Michelle Guzmán, actual pareja de Funes, y que pasó a nombre de Martínez, y otro Mercedes Benz.

Además, el expresidente le daba entre $10 mil y $20 mil mensual, así como otras cantidades cada vez que Martínez requería dinero. Se reunían en la residencia #76 en Cumbres de la Escalón para negociar.  "Si él quería viajar y consideraba que necesitaba más dinero, iba donde el expresidente y él se lo entregaba en efectivo", agregó.

Cortesía: FGR

Estas dádivas en efectivo también garantizaban que, si surgían nuevas investigaciones en contra de Funes,  se le informara de inmediato.

"Si él quería viajar y consideraba que necesitaba más dinero, iba donde el expresidente y él se lo entregaba en efectivo"

Esto permitió que el caso El Chaparral, que estaba siendo investigado en la Unidad de Delitos de Corrupción, no tuviera el avance esperado y hasta la fecha no se ha resuelto, explicó Cortez.

Por otra parte, Meléndez aclaró que "en el caso del Chaparral ya sido relanzada la investigación" y "el caso ha sido retomado por un grupo especial" que está haciendo "muchas indagaciones" que han dado "resultados interesantes a este momento".

Sustracción de dinero

De acuerdo con las investigaciones, se sustrajeron fondos de las cuentas del "Patrimonio especial de narcotráfico" y de la "Unidad Especial de Investigación Financiera".

Cortesía: FGR

Para esto "se modificó el organigrama institucional y se crearon reglamentos que permitieron sustraer $667,356.34". El dinero se gastaba a través de tarjetas de crédito, en "gastos superfluos".

Consultores contratados por la FGR sin que brindaran "ningún tipo de trabajo a la institución".

Cortez indicó que la investigación interna en la FGR inició desde 2016, cuando se encontraron indicios de que fondos habían sido desviados.

"Para poder lograr una ´cuenta bolsón´ que les permitiera estas maniobras", ellos delegaron a una persona para "poder ubicar aquellos montos de dinero que eran incautados en casos especiales de lavado de dinero, como casos de incautaciones en aeropuerto y fronteras a personas que traen dinero en efectivo".

"Luego fueron solicitando que ese dinero ingresara a la cuenta de Patrimonio especial, con eso iban siempre manteniendo la cuenta bolsón", expuso la Fiscalía.

Además, se contrató consultorías ficticias, para lo cual el ex gerente general de la Fiscalía, Mauricio Antonio Yanes Morales, se quedaba con el 80 % de lo pagado, y daba el 20 % a los falsos consultores.

Cortesía: FGR

¿Cómo se utilizaba el dinero desviado?

Según la Fiscalía, "hubo pagos de dinero en el sistema financiero". Moisés Adalberto Torres Polanco, representante legal de Bodepa, adquiría tarjetas de crédito que luego entregaba al ex fiscal Martínez y su esposa.

Cortesía: FGR

"El dinero en efectivo salía de las cuentas del Patrimonio especial y esto se entregaba" para que pagar las tarjetas de crédito de donde consumía Martínez y su esposa.

El exfiscal también gastó el dinero invirtiendo en la remodelación de inmuebles y "también lavó $301 mil".

"Usó dinero para mantener vehículos de carácter privado", gastó "$133 mil en viáticos adicionales" con tarjetas de débito de la Fiscalía, y la institución le pagó cuentas por $13,547 de telefonía.

Arreglos con Rais

La Fiscalía expone que "se gestó dentro de la FGR, por parte de Luis Martínez, Hugo Blanco Rais y Enrique Rais, un esquema de corrupción dentro de la institución con el objeto de crear y fabricar casos en contra de personas con el objeto de afectarles y favorecerse por aquellos casos por los que eran investigados Hugo Blanco y Enrique Rais".

"Se gestó dentro de la FGR un esquema de corrupción dentro de la institución con el objeto de crear y fabricar casos en contra de personas con el objeto de afectarles y favorecerse por aquellos casos por los que eran investigados Hugo Blanco y Enrique Rais"

Uno de los resultados de la investigación ha concluido que el exfiscal Martínez realizó 92 viajes en aviones propiedad del empresario Enrique Rais, con un valor de $1.2 millones. A cambio, Rais recibía la "protección" que había pactado.

Incluso, Martínez favoreció a Rais al otorgarle a su empresa MIDES el contrato para destruir unos productos químicos que servían para la fabricación de droga sintética y que fueron incautados entre 2014 y 2015.

Una primera parte de estos químicos fue destruido en una empresa en Ilopango, pero "la segunda parte de esos productos químicos ya no fue destruida en ese lugar sino que, de alguna manera, se permitió que entrara MIDES". Para eso "se le cedió el tiempo prudencial para que sacara permisos ambientales para que pudiese destruir esos productos" a un costo de $900 mil.

Cortesía: FGR

"Lo grave es que había existido una sociedad que hizo una oferta menor para destruir ese producto, $52,759 más bajo".

El empresario está prófugo. Según las autoridades fiscales, antes de que Enrique Rais abandonara el país, pasó todos sus bienes a nombre de uno de sus guardaespaldas.

Giran 25 órdenes de captura

Tras los hallazgos mencionados, se giraron 25 órdenes de captura contra “funcionarios, exfuncionarios y particulares”, entre los que se encuentra el expresidente Mauricio Funes, por “actos de corrupción vinculados al exfiscal Luis Martínez".

Además de las órdenes contra el expresidente de la República y el exfiscal general, hay otras contra “los empresarios Enrique Rais, Hugo Rais, Moisés Torres, Aldo Parducci y Jorge Nájera”, detalló la Fiscalía.

También se ordenó la detención del exfiscal general adjunto Edgar Márquez, del exgerente general Mauricio Yanes, del exgerente de Recursos Humanos José Dolores Zelaya “y otros funcionarios de la institución vinculados a actos de corrupción”.

La Fiscalía la ha denominado “operación corruptela” y dijo que de las 25 órdenes se han hecho efectivas 13. Entre los capturados están Yanes, Dolores Zelaya y el empresario Nájera.

El exfiscal Martínez ya es procesado por otro caso de corrupción judicial por el que hoy enfrentó audiencia preliminar y el juez declaró reserva total. “En (la) audiencia de hoy se intimará al exfiscal por diez nuevos delitos”, explicó la Fiscalía.

El empresario Enrique Rais tiene pendiente otra orden de captura por el mismo caso por el que hoy enfrentó audiencia Martínez.

Tags:

Lee también

Comentarios