Lo más visto

Registran 33 casas cerca de penal Barrios

Familiares de pandilleros se encontraban viviendo en una de las casas. Las autoridades han suspendido requisa.
Enlace copiado
Al Estado.  Las autoridades fiscales no quisieron informar a quién pertenecen actualmente las propiedades que fueron confiscadas.

Al Estado. Las autoridades fiscales no quisieron informar a quién pertenecen actualmente las propiedades que fueron confiscadas.

Enlace copiado
Al menos 33 viviendas que se encuentran en las cercanías del centro penitenciario de Ciudad Barrios, en San Miguel, han sido registradas por elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES).

El principal objetivo de los registros es localizar las viviendas o los negocios utilizados para resguardar ilícitos, que podrían ser introducidos a la prisión. En dicha operación han participado 55 agentes policiales y 39 elementos militares.

Los registros iniciaron después de que el 25 de marzo en la madrugada un grupo de pandilleros que se encuentran recluidos en el penal detonaron una granada de elaboración artesanal y dos internos resultaron lesionados.

Según información de la Fiscalía General de la República (FGR), en los últimos días la PNC registró cuatro de estas viviendas, las cuales estaban siendo alquiladas por familiares de miembros de grupos terroristas. En dos casas encontraron cuatro cartas escritas por pandilleros y dos cajas de Wi-Fi.

“Estas (cartas) no decían nada comprometedor, solo hablaban de amor. Lo que se va a investigar es cómo es que estas personas tenían comunicación constante con los internos y por qué estaban viviendo cerca del penal”, indicó la fuente fiscal, y agregó que sospechan que los familiares de los pandilleros se encontraban residiendo cerca del penal para lanzar ilícitos.

Asimismo, dijo que en una de las cuatro casas que registraron vivían la esposa, los hijos, hermanos y la mamá de un cabecilla recluido desde hace siete años.

Los parientes de este pandillero son originarios de Zacatecoluca, La Paz. Las autoridades investigan desde hace cuánto alquilaban dicha casa, la cual se encuentra a cinco metros del centro penal, y con qué objetivo se habían ido a vivir a Ciudad Barrios.

Según información de Inteligencia de la Policía, en los alrededores de la penitenciaría todavía hay personas vinculadas a los pandilleros internos. Familiares e hijos de estos alquilan incluso espacios y colchonetas para estar cerca del recinto.

Atilio Reyes, jefe de la subdelegación de la PNC de Ciudad Barrios, informó ayer que los registros se hicieron sin orden judicial, ya que son parte del estado de emergencia en que se encuentra el penal de Ciudad Barrios.

Sin embargo, aseguró que los agentes piden permiso a los residentes para poder ingresar a las viviendas y revisarlas.

María Ernestina López vive cerca del penal de Ciudad Barrios. Contó que el pasado viernes aceptó firmar una autorización para que policías comunitarios ingresaran a su vivienda a verificar quiénes y en qué condición vivían. “Yo los dejé entrar porque no tengo nada que ocultar”, afirmó.

Tags:

Lee también

Comentarios