Loading...

Relato | "Educar a una mujer es educar a una familia"

La Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está empoderando a las mujeres de 20 comunidades de La Paz con un proyecto de $150 mil para sus cooperativas.

Enlace copiado
Para construir la granja, cada socio aportó lo que pudo y a base de súplicas a candidatos a alcaldes lograron cemento, láminas y una malla de segunda mano.

Para construir la granja, cada socio aportó lo que pudo y a base de súplicas a candidatos a alcaldes lograron cemento, láminas y una malla de segunda mano.

Enlace copiado

Margarita está por cumplir seis años al frente de la Cooperativa Almejas del Pacífico, situada en el caserío San Cristóbal, en Santiago Nonualco, La Paz. Tiene 46 años, seis hijos y siete nietos. Asumir el cargo como presidenta no fue fácil: en primer lugar, porque cuando llegó encontró aquello "lavado", tras un desfalco del presidente anterior; y en segundo lugar, porque no han sido pocas las veces que ha tenido que suspender cualquier actividad personal dentro de su hogar para viajar a la capital o a La Libertad a atender sus obligaciones como lideresa de la organización.

La vida en su caserío es difícil: allí se sobrevive a base de pesca y de agricultura, pero durante la pandemia no solo estuvo prohibido salir a pescar, sino que cuando lograban hacerlo solo obtenían productos para su propio consumo, porque no podían salir a vender; y, aunque hubieran podido, nadie tenía dinero para comprar nada.

Por décadas, tanto la actividad pesquera como la agrícola habían sido una tarea para los hombres, jefes de hogar, hasta que Margarita tomó las riendas de Almejas del Pacífico y logró agenciarse tres proyectos con los que está empoderando a las mujeres de su comunidad.

Dos de esos proyectos los ha auspiciado la Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): uno consistió en la construcción de un Módulo de Buenas Prácticas y otros en la construcción de una granja para la crianza de pollos de engorde. El módulo sirve para la manipulación de sus productos de pesca y de granja.

"No es un cargo fácil, le digo, porque yo nunca había tenido un cargo así y porque yo agarré esta cooperativa sin un solo centavo. Antes éramos 72 socios, pero se fueron 32, porque el señor que estaba antes hizo malas gestiones con el dinero que nosotros reuníamos cada semana; y no quiero hablar mal de él ni criticarlo, pero nosotros queríamos salir adelante y venir él a agarrar un dinero que a todos nos cuesta fue bastante feo", recordó.

“La mayoría de mujeres acá no trabajan, solo sus esposos. Con la cooperativa esperamos tener más ingresos, pero  nos faltan cosas”.

Reina Pineda, tesorera de la cooperativa almejas del pacífico.

De las 40 personas que ahora son socias, 29 son mujeres, una característica fundamental para la FAO, que escogió a 20 cooperativas en el departamento de La Paz para desarrollar el proyecto denominado "Cooperativas", cuya inversión total asciende a 150,000 dólares y a través del cual están siendo beneficiadas unas 400 personas socias de estas cooperativas y sus familias.

"Se hizo un diagnóstico de las necesidades de estas cooperativas, algunas son pesqueras, otras agropecuarias, otras de servicios múltiples, y se identificó que, a pesar de que tienen hasta 10 años de estar legalmente constituidas, no conocían ni cuáles son las funciones de una junta directiva. Cosas que para la gente parecen básicas para ellas no están claras; por esa razón, uno de nuestros principales objetivos como FAO es fortalecer sus capacidades tanto en organización como en producción", explicó la coordinadora del proyecto y especialista de género e inclusión social de la FAO, Cecilia Velasco, quien detalló que de las 20 cooperativas beneficiadas, siete tienen a una mujer como presidenta, dos más están constituidas solo por mujeres, las otras 11 están conformadas por una mayoría de mujeres y todas están "en situaciones de vulnerabilidad durísimas".

Para transportarse, Margarita (de blanco) y Reina usan bicicletas. Solo para ir a la unidad de salud más cercana, a 10 minutos en vehículo, una mototaxi les cobra hasta $1.50.

Tan duras como el hecho de que el terreno donde funciona el Módulo de Buenas Prácticas de Almejas del Pacífico y donde construyeron la galera para la crianza de pollos no cuenta con agua potable ni con energía eléctrica; y cuando hay llenas, se inunda de agua y se corre el riesgo de que se ahoguen las crías de pollo.

Solo ese terreno les costó $3,500 y para pagarlo hubo que hacer malabares: rifas, ventas de comida y hasta carreras de cinta en bicicleta. "Había veces en que hasta nos quedábamos sin darle de comer a nuestros hijos para pagar este terreno. Ahora me llaman para ofrecerme más crédito, pero asustados hemos quedado, porque en los bancos no lo andan esperando a uno, la cuota tiene que estar a como dé lugar", apuntó Margarita.

“Para la FAO, la piedra angular es la seguridad alimentaria, por eso necesitamos empoderar.  Hay un dichoque dice: Si usted educa un hombre, educa a una persona, pero si educa una mujer, educa a una familia”.
Cecilia Velascocoordinadora del proyecto Cooperativas y especialista en género e inclusión social de la FAO.

"Solo un pasaje para ir al MAG (Ministerio de Agricultura), hasta Santa Tecla (La Libertad), ¿cuánto cuesta? Vamos limitadas y siempre vamos tres. Nos vamos co 10 dólares y con eso nos tiene que alcanzar también para desayunar y para tomar agua, ya para almorzar no alcanza. A veces ellas otras socias no quieren ir, pero yo les digo: ‘Si no van conmigo a aprender todo lo que yo estoy aprendiendo y si no se van a meter a donde yo me meto... porque viera hasta los lugares que me he ido a meter para conseguir proyectos’", agregó.

En la actualidad, la cooperativa ha logrado establecer un ritmo de producción que permite la venta de una camada de 100 pollos cada seis semanas, pero lograrlo depende de sacrificios como turnarse para ir a dormir a la granja cada noche, alumbrados apura lámpara de baterías, para cuidar que no les roben los pollos; o sacrificios como llevarse cada socio una cría de pollo a su hogar para procurarles calor, a falta de energía eléctrica.

Hace falta arena y grava, para reducir el riesgo de las llenas de agua, porque el terreno está cerca del estero Jaltepeque. Hacen faltas dos motores para lancha, valorados en $5,500 cada uno.

Y así como la historia de Almejas del Pacífico está también la de la Cooperativa Isla del Cordoncillo de Fátima, en San Luis La Herradura, La Paz, donde la lucha por garantizarse la solvencia económica se ha visto agravada por el machismo.

"La Cooperativa nació a raíz de la discriminación que existe en la isla, porque a las mujeres nos mantenían sometidas, siempre bajo el hombro del hombre. Prácticamente nos criaron para solo dedicarnos a los quehaceres de la casa", señaló Imelda Roque, presidenta de la cooperativa, que fue galardonada con el premio Héroes de la Alimentación 2020, organizado por la FAO.

Directivas Yolanda Jovel (de azul), Reina y Margarita son vicepresidenta, tesorera y presidenta, respectivamente, de la Cooperativa Almejas del Pacífico.

Esa visión comenzó a cambiar cuando Las Mélidas y otras organizaciones que promueven los derechos de la mujer capacitaron a las mujeres de la zona y las empoderaron para organizarse. Así fue como en 2018 fue fundada la cooperativa, que se dedica a la pesca , a la agricultura, por medio del cultivo de hortalizas, y a la producción de pollos de engorde. La cooperativa busca la seguridad alimentaria de 110 familias que habitan en la isla.

"En un inicio éramos 22 mujeres, pero las parejas de algunas mujeres les prohibieron entrar a la cooperativa, les argumentaron que eso solo era para mujeres vagas y cosas así, por eso nos quedamos solo 14 mujeres, pero hay nueve hombres, quienes han recibido talleres sobre las nuevas masculinidades, que nos apoyaron para poder legalizarnos con 23 miembros; nos dieron nuestra personería jurídica en junio de 2018", anotó Imelda.

En El Salvador, 684,000 personas están en riesgo de crisis alimentaria, según un reciente informe de la FAO, del Ministerio de Salud y del Programa del Sistemas de Información para la Resilencia en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Región del SICA.

Tags:

  • Seguridad alimentaria
  • FAO
  • Naciones Unidas
  • Agricultura
  • Pesca
  • Cooperativas
  • Mujeres
  • Empoderamiento de la mujer
  • Héroes de la Alimentación
  • Pobreza

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines