Lo más visto

Relato | El último adiós para Kenia y Nilson

Los padres de ambos aún no pueden entender por qué, aparentemente, tomaron la decisión de quitarse la vida. La joven dejó una carta en la que se despedía de sus familiares.

Enlace copiado
Despedida. Kenia y Nilson fueron velados ayer por separado en Atiquizaya. La incertidumbre todavía rodea a las familias de ambos.

Despedida. Kenia y Nilson fueron velados ayer por separado en Atiquizaya. La incertidumbre todavía rodea a las familias de ambos.

Enlace copiado

Mientras se tocaba la parte izquierda del pecho ella exclamaba: "Me duele aquí, y no sé porqué". Era el lamento repetido una y otra vez de una madre sumida en el dolor y la tristeza luego de haber perdido a su hija menor. "Era mi princesa. Tan felices que éramos los cuatro", decía llorando, haciendo referencia a los cuatro miembros de la familia, padre, madre, una hija mayor y Kenia, de 17 años, quien fue encontrada sin vida junto a su novio, Nilson Silva, de 19 años, la noche del miércoles, en un cantón de San Lorenzo.

La madre de Nilson también dijo que no hay palabra ni consuelo para aliviar el dolor que sentía al haber perdido a su único hijo varón. Su familia estaba conformada por cinco integrantes: madre, padre, dos hijas. Una ya está acompañada, y la otra está estudiando en una universidad; y Nilson era el hijo menor.

Las dos familias dolientes aún no salen de su asombro al haber perdido a sus seres queridos, dos jóvenes que se amaban, a quienes describen como tranquilos, inteligentes y que tenían una vida por delante. Sus padres continúan buscando respuestas del porqué decidieron poner punto final a sus vidas, pues no hay indicios de que haya mano criminal en el hecho, según la PNC.

El padre de Nilson, Pedro Armando Silva, aseguró que los jóvenes mantenían una relación sentimental desde hace un año y tres meses y que contaba con el consentimiento de ambas familias, desvirtuando los rumores de que andaban a escondidas. Añadió que los jóvenes siempre acataron las indicaciones para llevar una relación sana y cuando se frecuentaban siempre era con el permiso de los padres de familia.

"Nosotros fuimos a apoyarlo el día que fue a pedir permiso por la muchacha (Kenia) y sus padres también aceptaron el noviazgo. Eran bien allegados a mi hijo", recordó el padre.

El padre de Nilson aseguró que su hijo nunca salía sin permiso de su casa, ubicada en el municipio de Atiquizaya. Incluso hasta cuando iba a salir con su novia. Sin embargo, el día de los hechos se escapó.

"Él salió sin permiso y alguien nos vino a decir que Nilson iba en una bicicleta con una muchacha, y nos dio las características de la novia. Me confié. Mi esposa me alertó que salió de escondidas y desde ahí comenzó la búsqueda y nuestra angustia, hasta que llegaron las desgarradoras noticias", narró.

La familia de Kenia fue alertada por una carta de despedida que ella escribió para sus seres queridos, en donde les decía que "siempre los iba a cuidar desde el cielo y que los amaba mucho".

Luego de realizar el trayecto de Atiquizaya a San Lorenzo, los jóvenes dejaron abandonada la bicicleta en casa de la abuela de Kenia, siempre a escondidas. Luego, recorrieron unos seis kilómetros hasta internarse a un predio de cultivo de maíz y cañales, ahí al pie de un árbol, ambos se sentaron viendo hacia el sur y luego murieron.

Los cuerpos de de Nilson y Lisbeth fueron velados por separado. El joven en su casa de habitación y el de la joven en una funeraria en Atiquizaya, lugar de donde ambos eran originarios.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines