Lo más visto

Relato | La doble tragedia de los hijos de Xiomara

Ayer por la tarde se dieron cita al cementerio de Cojutepeque amigos y familiares para darle el último adiós a Xiomara Vásquez, asesinada el miércoles por su ex pareja en una discusión familiar.

Enlace copiado
Adiós. Familiares y amigos asistieron al entierro para despedir a Xiomara, asesinada el miércoles.

Adiós. Familiares y amigos asistieron al entierro para despedir a Xiomara, asesinada el miércoles.

Enlace copiado

Familiares, amigos y conocidos dieron ayer el último adiós a los restos mortales de Xiomara Beatriz Vásquez Molina, de 26 años, asesinada a manos de su expareja, Carlos Humberto Martínez, de 38 años.

Emotivo momento, unidos a una sola voz. La tarde de ayer fue especial, todos recordaron a Xiomara como una buena mujer, luchadora, trabajadora y amable.

Xiomara fue asesinada por su ex pareja el 14 de abril, en horas de la tarde, en la comunidad La Esperanza, cantón Los Naranjos, de Cojutepeque, departamento de Cuscatlán. Carlos Humberto asesinó a balazos a la mujer y luego se suicidó.

En el cementerio general del municipio de Cojutepeque fueron sepultados los restos de Xiomara, entre cánticos, tristeza y lágrimas, los familiares, amigos y conocidos le dieron el último adiós a Xiomara, quien fue una madre, hija, hermana y trabajadora de mucho respeto.

Según sus familiares, Vásquez, era empleada doméstica de una familia en el municipio de Cojutepeque, lugar donde sumaba ocho años de trabajo.

Expusieron que Xiomara se había separado por segunda ocasión de Carlos Humberto debido a "serios problemas sentimentales".

“Es lamentable  llegar a estas instancias, donde   Xiomara ya está muerta, aun cuando pudimos haber evitado este homicidio, pudimos ayudarle”.

María, ex empleadora de la víctima.

El miércoles, Xiomara se encontraba en casa con sus dos hijos, uno de 11 y el otro de 2 años, cuando Martínez llegó a casa y mandó a los niños a comprar a la tienda y aprovechó la ausencia de los infantes para asesinar con una pistola a Xiomara y después, pegarse un tiro que terminó con su vida.

Según los familiares, Xiomara y Carlos habían estado juntos durante cuatro años y tenían en común una hija de 2 años, sin embargo, estos se habían separado y llevaban ocho días alejados, antes de que ocurriera el lamentable hecho.

De acuerdo a los familiares, ella nunca les confesó que sufría violencia física por parte de Carlos, no obstante, conocidos aseguran que era un hombre bastante celoso y en ocasiones la habría golpeado. Pero ella guardó silencio.

Durante el entierro, María, con quien Xiomara trabajó en el pasado, lamentó el hecho y aseguró que pudo haberse evitado el homicidio, ya que Xiomara, "venía, desde hace algún tiempo atrás, necesitando ayuda y que por temor no confesaba lo que le pasaba".

"Es lamentable que lleguemos a estas instancias, donde Xiomara ya está muerta, aun cuando pudimos haber evitado esto; ayudándole cuando ella tenía miedo, por la violencia intrafamiliar que vivía", dijo la ex empleadora de Xiomara.

Ayer por la tarde, el alcalde electo de Cojutepeque, Marvin Romero, publicó a través de redes sociales sus condolencias a la familia y a su vez se comprometió que durante su gestión le brindará una canasta básica mensualmente, además de buscarle ayuda psicológica a los dos menores de edad que quedan en la orfandad.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines