Loading...

Relato | Salió con su bebé y la capturaron

Sandra fue detenida cuando se dirigía a comprar medicinas con su bebé de seis meses en brazos. Su hermana dice que no justificaron la detención y ahora ella debe cuidar al niño y a otra sobrina de seis años.

Enlace copiado
Fila.Familiares de mujeres detenidas durante el régimen de excepción se acumulan frente a Cárcel de Mujeres por información y entrega de paquetes.

Fila.Familiares de mujeres detenidas durante el régimen de excepción se acumulan frente a Cárcel de Mujeres por información y entrega de paquetes.

Enlace copiado

Sandra (nombre ficticio) salió a comprar medicinas con su bebé de seis meses en brazos. La acompañó un vecino que hace viajes. Había estado mal de salud toda la noche anterior y no tenía quien le cuidara el niño, así que lo llevó con ella.

Cuando se bajó para comprar las medicinas, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) le pidieron el documento único de identidad (DUI). Ella se los entregó. Sin mayor explicación, le dijeron que quedaba detenida. En el acto, le pidieron que entregara su bebé al vecino que la había acompañado. Ella les dijo que no se la llevaran, que tiene dos hijos. Le respondieron que "sus hijos no se van a morir". "Si no debe nada, no se preocupe, ahí va a salir", dijo el agente, cuenta su hermana.

Marielos (nombre ficticio), su hermana, que ayer hacía fila en Cárcel de Mujeres para llevarle un paquete, estaba pasando consulta cuando le avisaron de la captura. Ahí le llegaron a avisar que se habían llevado a Sandra. En ese momento empezó a buscar el paradero de su hermana, pero la información que le daban la llevó de un lado a otro.

"El día siguiente yo llegué a dejarle el almuerzo, cuando ella me gritó de un carro que la traían a Ilopango, ahí me enteré", dice Marielos.

Marielos cuenta que su hermana se dedicaba a cuidar a sus dos hijos mientras su esposo trabajaba descargando camiones. El bebé de seis meses y la niña de seis años ahora están a su cargo. Le ha tocado criar sin haberlo pedido, dice.

"El niño no me quiere agarrar la pacha, solo agüita de arroz toma", dice. "Cuando llegan las seis de la tarde llora sin parar, como que algo le pasa".

A su sobrina de seis años cada día le alargan una mentira: que su mamá anda haciendo un mandado lejos, que está enferma y tuvo que quedarse en el hospital o cualquier excusa para explicarle por qué no llega a la casa cada noche. Pero Sandra, de 24 años, ya lleva cinco días detenida.

Ayer, afuera del penal, Marielos cayó en cuenta de eso. Y de que está a cargo de dos niños que no son suyos. Para salir, dice, los dejó con su mamá, una mujer de más de 70 años. Y que además, está apesarada porque no solo está en la cárcel Sandra, sino también un hijo suyo que se habían llevado días antes.

Esa captura sí ocurrió en su casa. Llegaron de noche a llevárselo de la casa. "Mi mamá les gritó que mi hermano no andaba en cosas malas y como que por molestar lo tiraron al suelo a darle golpes. Ella les siguió gritando y le dijeron que si no se callaba se la llevaban a ella también. Se burlan de uno", dice.

Frente a Marielos, Elena asiente mientras sostiene una colchoneta que le lleva a su hija capturada también la semana pasada. A ella también le negaron alguna explicación.

"Primero llegaron, le pidieron el DUI y les tomaron foto. Solo le preguntaron dónde trabaja y ella les dijo que en la alcaldía", cuenta Elena. Su hija apareció en fotografías que la PNC subió a redes sociales, acusada de desaparición. Su hija trabaja en la Alcaldía de San Martín, en el área de aseo.

Marielos y Elena coinciden en una petición: "el señor presidente se debería poner la mano en la conciencia y que se lleven a los que son". Para Marielos, el intento por dar mayor seguridad es positivo, pero el estrago de las capturas sin previa investigación es grande.

A solo dos personas de la puerta para que puedan entrar a entregar el paquete, Marielos cuenta que cada vez que va a comer piensa en su hermana, en si le llevan la comida que le paga, si recibe malos tratos. Pero nadie le informa de nada.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • captura
  • detención
  • estado de excepción

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines