Lo más visto

Relato Ariana se llevó su nueva cocina a Chalatenango

Enlace copiado
Felicidad.  Ariana disfrutó del juego de cocina que le regaló Carlos Calleja.

Felicidad. Ariana disfrutó del juego de cocina que le regaló Carlos Calleja.

Relato Ariana se llevó su nueva cocina a Chalatenango

Relato Ariana se llevó su nueva cocina a Chalatenango

Enlace copiado
Byron Sosa

Parada entre las piernas de su madre que se encontraba sentada, la pequeña Ariana, observaba con cautela el movimiento que se generaba en el décimo piso del Hospital de Niños Benjamín Bloom; asombrada vio cuando aparecieron Santa Claus, el personaje emblemático de la Navidad y Chamba Perico, la mascota de la empresa.

Luego de que estos personajes saludaron a los niños, padres de estos, enfermeras y visitantes las sonrisas comenzaron a aparecer cuando Santa Claus les hacía bromas a los presentes, se acercaba a ellos y se tomaba fotografías.

La pena de Ariana, al igual que otros niños, fue quedando de lado y se entregaron de lleno a disfrutar el momento.

Cuando Santa Claus y Chamba Perico hicieron una dinámica y pidieron aplausos de los niños, Ariana no vio impedimento en tener enyesado su brazo derecho y con su mano izquierda buscó la palma de la mano de su mamá para aplaudir.

Esa actitud caracteriza a la pequeña de tres años, quien fue operada de su codo el miércoles por una quebradura, y que le hizo soportar dolor durante tres días hasta de ser intervenida.

Los niños no fueron los únicos en disfrutar del momento de alegría que llevó Fundación Forever y Súper Selectos, sino que también los padres olvidaron un poco los días difíciles que atraviesan al tener a sus hijos ingresados.

“Permiso, permiso por favor”, decían unas madres a los camarógrafos que trataba de obtener las mejores tomas del show de Santa Claus y Chamba Perico, pero que tapaban la visibilidad de las mamás. Con un panorama más claro las sonrisas brotaron. Las madres y padres sonreían con sus hijos; algunos, tuvieron que sostenerles en brazos, otros en sillas de ruedas; algunos, con el porta suero.

El momento de los regalos llegó. Carlos Calleja, presidente de Fundación Calleja y vicepresidente de Grupo Calleja, encabezó la entrega. Al momento de comenzar a repartir los regalos, Ariana fue una de las primeras. Tímida, observó como Carlos Calleja se acercó, la miró, le sonrió y le entregó un obsequio. En un primer momento se mostró cauta, pero cuando Calleja le dijo que si le abría el regalo, accedió... Su rostro fue cambiando con una sonrisa cuando vio que su regalo era un juego de cocina. Su madre, Blanca, le agradeció al presidente de la fundación.

“Gracias a Dios (por los regalos), porque los niños no esperan esto... Para los niños es una gran cosa. Ahora en este tiempo nadie le regala cosas a uno, pero ya los niños con estas cosas se conforman, se alegran”, dijo Blanca.

Ariana sabía que si le regalaban un juguete, era para jugar con él. No esperó llegar hasta su casa, en Chalatenango, y en pleno piso 10 del Hospital Bloom le pidió a su mamá que sacar su juego de cocina y comenzó a conocer sus nuevos juguetes.

Santa Claus le pidió que le hiciera un atol, ella siguió con su juego e identificando las piezas; luego, se acordó de Luis, su hermano, con quien dijo que iba a jugar al llegar a su casa ayer por la tarde luego de que le dieran el alta.

Tags:

  • Ariana
  • hospital Bloom
  • Fundación Calleja
  • juguetes

Lee también

Comentarios