Loading...

Relato: “Cuatro años hemos perdido nuestras cosas”: afectados por inundaciones del sábado

La tormenta tropical Bonnie, fue solo un recordatorio de lo que las familias que viven en zonas vulnerables, tienen que pasar año con año. Piden que el Ministerio de Vivienda les ayude a ser reubicados.

Enlace copiado
San SalvadorLa alcaldía capitalina habilitó varios albergues para instalar a personas evacuadas por las lluvias.

San SalvadorLa alcaldía capitalina habilitó varios albergues para instalar a personas evacuadas por las lluvias.

Enlace copiado

Con su bebé de 9 meses en brazos, Jacqueline Pérez rememora el temor que vivió cuando las fuertes lluvias provocadas el pasado sábado por la tormenta tropical Bonnie inundaron su hogar, donde se encontraba su hermana cuidando a su hija (la bebé de nueve meses) y a su sobrina (la hija de su hermana). Ella es parte de las 11 familias refugiadas en un albergue que piden al Ministerio de Vivienda ser reubicadas.

Jacqueline, de 22 años, relata que el día de la fuerte tormenta se encontraba trabajando cerca de su casa, en la colonia 10 de ocubre de San Salvador, cuando observó que la quebrada La Lechuza salió de su cauce. A su mente solo vino la imagen de su hija. "Mi preocupación es ella . Las cosas no me importan, pero la vida de mi hija sí", recuerda que le dijo a su jefa cuando salió del establecimiento.

“Hemos perdido nuestras cosas varias veces. Es bien doloroso, porque a uno le cuestan”.

Lo primero que pensó la joven fue que su hija quizá se había ahogado, porque al llegar el pasaje estaba cubierto de agua al igual que su casa.

"A mí me afecta bastante, porque no es la primera vez. Ya son muchas veces las que hemos pasado por esto", afirmó.

Mientras tanto, en el interior de la vivienda, Jennifer Pérez, hermana de Jacqueline, buscaba sola la forma de que su hija de dos años y la bebé de su hermana estuvieran a salvo.

"¿Para dónde agarro con estas dos niñas?", recuerda Jennifer que pensó al ver que el nivel del agua era casi de dos metros dentro del hogar, mientras las dos pequeñas lloraban.

Para Jennifer no fue fácil, ya que además de las niñas, está en estado de gestación. Afortunadamente, la casa tenía una segunda planta, donde ella subió y posteriormente fue evacuada por el techo por elementos de Protección Civil.

“Si no hubiera tenido la segunda planta la casa, quizás me hubiera muerto ahogada con ellas (su hija 
y su  sobrina)”.

"Si no hubiera tenido la segunda planta la casa, quizás me hubiera muerto ahogada con ellas", dice.

Como ellas, Glenda Herrera, de 36 años, quien tiene nueve meses de embarazo, vivió una experiencia similar en la comunidad El Carmelo, en San Salvador, cuando su vivienda se inundó por el río que salió de su cauce.

Ella y sus dos hijos, fueron evacuados de su hogar por Protección Civil a eso de las 10 de la noche. Ese sábado, Glenda recordó lo vivido con las lluvias del 2021, cuando perdió todo y que ahora, nuevamente, la escena se repite.

"El año pasado perdí todo, hoy esta vez se me mojó todo otra vez (...) Cuatro años tenemos de estar ahí, cuatro años hemos perdido las cosas", lamentó.

"Es un caos, no se puede dormir nada y es solo de pedirle a Dios", agregó

Las refugiadas en los albergues pidieron que el Ministerio de Vivienda les reubique, ya que en el caso de las hermanas tienen presente la promesa que el año pasado les hizo la cartera de Estado. "Nosotros a eso nos hemos quedado esperanzados", dijo Jennifer. "El miedo de nosotras es que vayamos a perder la vida en una de esas", declaró con tristeza.

“A veces no duermo por esa razón (por las lluvias), porque a veces hasta tiembla, el sábado fue exagerado”.

Tanto las hermanas como Glenda expresaron que quisieran moverse a otra zona por sus propios medios, pero la situación económica no se los ha permitido hasta el momento, ya que no cuentan con recursos suficientes.

Para las familias afectadas, lo ocurrido este año con la tormenta tropical Bonnie es solo un recordatorio de lo que tienen que enfrentar año con año por vivir en zonas vulnerables.

Estas familias se levantan de una tragedia para volver a vivir otra.

Hasta ayer, Protección Civil, contabilizaba que, desde las 4 de la tarde del 2 de julio hasta las 7:30 de la mañana del 3 de julio, 92 personas estaban refugiadas en albergues. De estas, 59 adultos, 32 menores de edad y una embarazada.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines