Loading...

Relato: Testigo protegido denuncia a policía por violación y extorsión

La víctima teme por su vida y ahora también denuncia que policías llegaron a su casa y amenazaron con detenerle en el marco del régimen de excepción.

Enlace copiado
Revisión. Clave 14 llegó a la sede fiscal de San Vicente para saber de su caso, pero luego de dos horas de espera no fue atendida.

Revisión. Clave 14 llegó a la sede fiscal de San Vicente para saber de su caso, pero luego de dos horas de espera no fue atendida.

Enlace copiado

Clave 14 es un testigo con régimen de protección quien, ante la desesperación de no recibir ayuda de la Fiscalía General de la República, ha decidido hacer público que un agente de la Policía salvadoreña le amenazó de muerte por haberlo denunciado por los delitos de violación y extorsión.

La víctima contó que el señalado responde al nombre de Luis Platero y trabaja como policía. Lo acusó en marzo de 2021 de extorsionarla con $5,500. Según la víctima, también sufrió violación en reiteradas ocasiones. A la fecha, dice, su caso está estancado y su agresor sigue ejerciendo su cargo, utilizando sus contactos para amedrentarle. LA PRENSA GRÁFICA confirmó que su expediente ha sido remitido desde la Fiscalía de Zacatecoluca a la de San Vicente.

A esta última sede llegó el caso en mayo de 2021 y está identificado con el correlativo 00140-2021. Según Clave 14, ahí están las pruebas necesarias, pero no entiende por qué no le han ayudado. Clave 14 también denuncia abandono del Estado. Pese a que cuenta con régimen de protección, denuncia que nadie le apoya y le toca resguardarse por sus propios medios.

"Tienen todo investigado, pero solo me dicen que me espere. Yo espero, pero ya llevan dos años y dos meses sin decir nada", denuncia.

“Veo que la institución tiene un gran encubrimiento hacia los policías. Si el fiscal no es capaz de llevar un caso que no lo haga, pero que delegue a otra persona que quiera trabajar”.

Clave 14, testigo con régimen de protección

Clave 14 conoció a Platero en abril de 2020, cuando denunció a su expareja por maltrato familiar. El agente le pidió su número de teléfono para informarle sobre la captura de aquel otro agresor, pero no lo usó para eso. Lo que hizo el agente fue exigirle $100 mensuales. Extorsionarle. La víctima dijo que no tuvo otra opción, ya que el policía conocía donde vivía y le amenazó. "Él me dijo que me iba a matar (si denunciaba)", detalló.

Clave 14 asegura que sufrió repetidas violaciones sexuales en un lugar cercano a la delegación policial de Zacatecoluca. El agente, asegura, le amenazaba con un arma de fuego y una vez le golpeó.

La última vez que llegó a la Fiscalía para saber de su caso fue el 16 de mayo, pero no le atendieron. Le dijeron que el fiscal del caso no estaba, ni la superiora, pero que esperara. Dos horas después, siguieron sin atenderle.

"Yo quiero justicia. No quiero el dinero, porque él me ha hecho pasar por muchas cosas y he andado huyendo como que he matado a alguien", dice. El sábado 21, por la mañana, denuncia que tres policías llegaron a su casa y le tomaron fotos a la vivienda, tomaron su DUI y anotaron sus datos para buscarlos en el sistema. Le dijeron que en la próxima redada se la iban a llevar. "Él me manda a perseguir con personas", agrega.

Asegura que cada vez que cambia de residencia no pasa mucho tiempo en darse cuenta que le han localizado. Sospecha que el agente manda su imagen a otras delegaciones policiales para hacerle saber que está bajo su control.

"La institución tiene un gran encubrimiento hacia los policías. Si el fiscal no es capaz de llevar un caso que no lo haga, pero que deleguen a otra persona", aseveró.

Clave 14 no trabaja ni sale continuamente a las calles porque teme por su vida. "Yo quiero que se haga algo y que no quede impune. Antes lo hacían los pandilleros y hoy lo hacen los policías. Es una gran injusticia", dice.

La víctima asegura que hay muchos policías que se aprovechan del poder que tienen y que la institución debería investigarlos. Además, aseguró que en San Luis La Herradura y Zacatecoluca hay varios policías y soldados que forman parte de grupos de exterminio. "Ellos (policías y soldados) levantaron un grupo de exterminio que cobran de $400 a $500 por cabeza", denuncia. Clave 14 ya se cansó de huir. "Y que nadie me proteja, prefiero denunciar y que sepan lo que este policía me hizo", añade.

LA PRENSA GRÁFICA intentó contactar con el agente Platero en la delegación en la que se encuentra estacado, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines