RelatoEl “acarreo” para escuchar a Sánchez C.

También los acarrearon desde El Paraíso  o de Quezaltepeque. A unos los llevaron desde Morazán. Sí, tuvieron que madrugar porque ayer a las 8 de la mañana ya estaban apostados en los alrededores de las tres tarimas que el Gobierno, desde el martes, había instalado en la Diagonal Universitaria, en las cercanías del Instituto de Medicina Legal en la capital. 
Enlace copiado
Enlace copiado
Ahí se presentaría el presidente de la república junto con el Gabinete de Gobierno. Darían informe del tercer año de gestión a los militantes y simpatizantes del FMLN.
Llegaron por centenares, y reflejo de ello eran las filas de buses que los habían transportado. Estas llegaban desde la intersección de la calle a la colonia Médica hasta la 23.ª calle poniente, cerca de donde vive el mismo presidente Sánchez Cerén.

Poco a poco las calles se fueron llenando, a los que vinieron desde otros municipios se le sumaron integrantes de sindicatos y también empleados públicos. 
Algunos dijeron que les habían obligado a asistir. En la concentración alzaban banderas empleados del CENTA, FONAT, FOVIAL, del Ministerio de Salud, de CONAMYPE y del SITRAMSS. “Solo nos dijeron que viniéramos, que era obligación y que pasarían lista”, expresaron algunos de estos empleados, quienes por seguridad pidieron reserva del nombre. Y ahí permanecieron, bajo el sol, intentando responder a la petición de los animadores que pedían aplausos cada vez que se mencionaba algún proyecto que ejecuta el Gobierno. Se quedaban en eso, en intento.
El fuerte sol hacía que algunos estuvieran más preocupados por buscar dónde refugiarse.

Como en otros años, el partido de Gobierno, el FMLN, se encargó de acarrear a sus militantes para estar en el acto de “rendición de cuentas al pueblo”, una actividad que más que rendir cuentas se convirtió en un mitin donde las máximas autoridades del FMLN se hicieron presentes. Eso incluye al mismo presidente de la república, así como al vicepresidente.

Las escenas mientras el mandatario llegaba a la tarima a través de un pasillo que le habían creado, para que no se le acercaran, eran muchas. Mujeres, niños y ancianos se atrincheraban en la calle que desde el portón norte de la Asamblea conduce a la tarima a donde se dirigía el presidente.

Mientras eso pasaba, algunas personas repartían tortillas con queso. Sí, las mismas personas que madrugaron para estar en la actividad de Sánchez Cerén.
Miembros del protocolo de Casa Presidencial ordenaban a los niños que son parte de La Colmenita, grupo de teatro que promueve el Gobierno. Los ordenaban para que saludaran al mandatario y a los diputados del FMLN que se trasladaron tras la sesión solemne en la Asamblea Legislativa hacia las tres tarimas.

El evento comenzó. Ahí habló Medardo González, secretario general del FMLN y primer designado a la presidencia. A él le siguió Sánchez Cerén. Fueron 16 minutos de discurso del mandatario, que se distanció del que dio en la Asamblea. Aquí hubo críticas para la sala. Al mediodía finalizó el evento. Las camionetas esperaban a los funcionarios, mientras que los acarreados tenían que regresar al bus y emprender el viaje de regreso a casa.

Lee también

Comentarios

Newsletter