Lo más visto

René Portillo Cuadra “Ley de partidos debe responder exigencias de la transparencia”

El compañero de fórmula de Norman Quijano, René Portillo Cuadra, hace énfasis en la necesidad de mejorar la regulación electoral en el país. Pide, por ejemplo, una ley de partidos políticos más transparente.
Enlace copiado
René Portillo Cuadra “Ley de partidos debe responder exigencias de la transparencia”

René Portillo Cuadra “Ley de partidos debe responder exigencias de la transparencia”

Enlace copiado
El abogado y candidato a la vicepresidencia por ARENA hace una valoración sobre varias reformas electorales que faltan regular en el país, como la votación por rostro en las presidenciales y elementos de transparencia en la Ley de Partidos Políticos. Al respecto, espera que la bancada del partido tricolor las impulse en la Asamblea Legislativa. Confía en que la fórmula arenera ganará las elecciones presidenciales del próximo año y no descarta asumir alguna cartera del Estado, como la de Justicia y Seguridad Pública.

¿Qué tipo de partido se está encontrando René Portillo Cuadra y cómo lo describiría?

Encuentro un partido ARENA sólido y consolidado, lleno de entusiasmo, porque con las reformas a los estatutos y con el anuncio de la fórmula presidencial se inicia un proceso de renovación dentro del partido, en donde se va a tratar de forjar un partido abierto, renovado, de cara a lo que la ciudadanía quiere. Y, sobre todo, encuentro un ARENA sumamente sólido dentro del terreno electoral. Ninguna de las encuestas que se ha hecho pública, hasta este momento, ponen abajo al doctor Norman Quijano. Hoy que se consolida la fórmula presidencial, consolida mucho más la visión del partido, el trabajo y la propuesta que el partido le va a presentar a la nación.

Usted dice que ha encontrado un partido consolidado y estructurado. Pero en esta administración del COENA hubo cuatro diputados que se fueron. ¿Cómo ve esa salida, que se viene a sumar a un quiebre mayor que hubo antes con GANA?

Cuando hay personas, y concretamente legisladores, que se van del partido por otras razones que no son las democráticas, inmediatamente le surge la duda al ciudadano de qué fue lo que motivó que estas personas se salieran del partido, porque no fue por falta de espacios democráticos dentro del partido. Todo El Salvador lo conoce y lo sabe que en el tema de estos diputados que se pasaron para otro partido o que algunos se han declarado independientes, las motivaciones han sido otras, que no son ni tan transparentes, ni muy democráticas. Por lo tanto, me parece que hubo otras razones que motivaron a estas personas para salirse del partido. La salida de estas personas en lo absoluto ha afectado al partido.

Recientemente se aprobó una ley de partidos, pero sectores, como Aliados por la Democracia, han cuestionado por la falta de transparencia porque facilita donaciones anónimas. ¿Usted está de acuerdo con los donantes anónimos?

En primer lugar, el hecho de aprobar una ley de partidos políticos es importante en el país. Nunca había existido en el país una ley de partidos políticos. Es un avance que denota, en primer lugar, un consenso para poder tener una ley que en el futuro puede ser mejorada. Una ley de partidos políticos debe ser mejorada constantemente, para responder a las exigencias de la transparencia y para que responda a las aspiraciones de la sociedad que requiere de una ley que democratice a los partidos políticos. Estoy totalmente de acuerdo con las valoraciones que hace Aliados y estoy seguro de que en el caso de la fracción del partido ARENA ha tomado nota para tratar de mejorar esta ley.

Pero ARENA votó por la ley tal como está

Por eso decía, eso es parte de un proceso que se ha iniciado en el cual la fracción, y lo dijo públicamente, tiene el fiel compromiso de mejorarla para que llene las aspiraciones de la sociedad.

¿Qué podemos interpretar, que ARENA va a promover o usted va a respaldar la postura de Aliados por la Democracia?

Totalmente, lo que pasa es que el tema de los donantes anónimos es solo un elemento del tema en que debe de caminar una ley de partidos políticos. Debe de encaminarse a establecer un nivel de transparencia que permita conocer los donantes, pero también que permita conocer, por ejemplo, cuál ha sido al final de una campaña electoral un consolidado auditado de los gastos. Eso es importantísimo, porque parte del financiamiento de los partidos políticos es de los impuestos nuestros. El tema del financiamiento de los partidos políticos obedece a darles independencia.

Hay otro punto, Ana Vilma de Escobar pedía que se regularan las primarias en los partidos. ¿Está de acuerdo que haya primarias?

Totalmente, por supuesto que estoy de acuerdo con las primarias. Lo dije antes de mi candidatura, lo digo ahora y lo voy a decir cuando terminemos el gobierno que vamos a ganar. El tema de las primarias responde a un ejercicio mínimo dentro de los partidos. Dentro de las reformas internas de los estatutos de ARENA ya se incorpora el voto secreto. ARENA es el único partido político en El Salvador que desde sus estatutos está planteando el voto secreto, para tomar las grandes decisiones y para elegir a sus candidatos. Pareciera ser que aunque no están las primarias, ARENA se democratiza por iniciativa propia.

¿Usted está a favor o en contra que se impulse el voto por rostro para las presidenciales?

Esa es una de las cosas que impulsé a través de mi participación activamente en medios de comunicación, el voto por rostro. Serán los diputados de la Asamblea Legislativa, en general, no solamente la fracción de ARENA, quienes decidirán si es posible la reforma de voto por rostro para las presidenciales.

Pareciera que todas estas ideas de las reformas electorales chocan con las del partido ARENA

No, para nada. Al contrario, recordemos que el partido que ha estado defendiendo el tema de la reforma política y la institucionalidad democrática en los últimos tres años solamente ha sido el partido ARENA.

Sobre la campaña electoral usted ha manifestado que hará una campaña diferente. ¿Cuál va a ser la diferencia?

Mi participación en política partidaria tiene dos propósitos. Yo no participo en política partidaria para descalificar, difamar, injuriar o insultar a ningún candidato o instituto político. Siento profundo respeto por todos los candidatos, los institutos políticos y por toda su dirigencia. No participo en política partidaria para hacer campaña sucia. Tampoco voy a contestar insultos, improperios o calumnias vengan de donde vengan. Y el segundo punto, yo participo en política partidaria para darle cuerpo a lo que siempre denuncié desde la sociedad civil, que es la ausencia de propuestas claras para tratar de gobernar, la austeridad en el gasto del Estado, la transparencia en el uso de los fondos públicos.

¿Y considera que todos sus planteamientos harán eco a la hora de elaborar el plan de gobierno?

Ya el doctor Norman Quijano ha expresado que tanto él como su vicepresidente van a ser los grandes coordinadores del programa de gobierno. A partir de mi inclusión en la fórmula presidencial, la apuesta es al tema de elaboración, difusión y complemento del plan de gobierno con la consulta ciudadana.

¿Qué va a marcar la diferencia entre su gobierno y el de los anteriores de ARENA si ganan las elecciones?

En primer lugar, en la transparencia en los fondos. La sociedad ha estado exigiendo transparencia en las cuentas de Casa Presidencial. A partir de los excesivos gastos en publicidad, en viajes y en una caravana costosísima, para el país se han dilapidado los pocos recursos que tiene este gobierno. La incapacidad para manejar el Gobierno ha hecho que el país en los últimos tres años y medio se haya endeudado en $2,500 millones más, lo cual lleva a $15,500 millones la deuda pública de este país. Gobernar a puros préstamos es fácil. Cualquiera puede gobernar a puros préstamos. La sabiduría del Gobierno es en crear autogestión de los fondos que se reciben a partir de los tributos. Nadie esperaba, incluso los que votaron por el cambio, no esperaban que se resolviera la pobreza, la delincuencia, la marginalidad, la falta de vivienda y de medicinas. Pero sí esperaban como mínimo que el país sentara las bases para poder construir un Gobierno. Este gobierno ha sido tan incapaz que todos los índices de desarrollo económico y social se han venido para abajo.

¿Cómo se ve como vicepresidente, qué va a marcar la diferencia entre usted y anteriores vicepresidentes de ganar las elecciones?

Lo contesto con las palabras del doctor Norman Quijano. El doctor ha planteado que la fortaleza de esta candidatura a la vicepresidencia es básicamente fortalecer la institucionalidad democrática del país. Es decir, desde la vicepresidencia tener un control de lo que se aprueba en Casa Presidencial y la relación que hay entre el Ejecutivo y los demás órganos del Estado. Esa es una apuesta al fortalecimiento de la ley, la seguridad y un Estado de Derecho decente en este país, con un grado de predictibilidad y seguridad jurídica que le permita a los salvadoreños y a los inversionistas creer en las instituciones del Estado. Y un segundo componente que tiene que ver, básicamente, con el apoyo que se le va a dar desde la vicepresidencia a una posible asunción de una cartera de Estado. No lo hemos definido porque no es el momento, en su momento el gobierno se configurará.

¿Cómo valora lo que está haciendo este gobierno con las pandillas?

Si nos vamos concretamente a la respuesta la baja de homicidios obedece a un acuerdo entre las principales pandillas propiciado por dos personas que no tienen nada que ver con el Estado. Pero, si por un momento asumiéramos que esto es producto del trabajo del Estado, entonces es también un serio problema, porque entonces eso significa que han negociado con las pandillas. Y ya lo descartaron ellos. Debo entender que el esfuerzo que se ha hecho en bajar los índices de homicidios es producto del esfuerzo, del empeño y del apoyo que le ha dado la OEA con la asociación humanitaria que se ha creado, donde hay prominentes hombres y mujeres valiosos de la sociedad, ninguno es del Gobierno. Y se debe a monseñor Fabio Colindres y al señor Raúl Mijango, quienes han propiciado un diálogo, no tiene nada que ver con el Gobierno.

¿Ustedes estarían dispuestos a continuar apoyando este diálogo o cómo sería la política de seguridad de su gobierno si ganan las elecciones?

Es muy prematuro decir esta va a ser la política porque va a ser parte de un plan de gobierno. Y lo otro es que no puede haber crecimiento económico, ni empleo, sino hay seguridad en el país. Lo primero que hay que arreglar es el tema de seguridad, porque muchas veces se manejan cifras, como dando a entender que hay menos muertos, entonces es exitoso, como si la seguridad en El Salvador estuviera medida por un ‘muertometro’. La seguridad va mucho más allá, como el tema de las extorsiones, la violencia social que hay en las calles. Este gobierno no le ha apostado a la prevención, a la educación, a la resocialización. Solo invierte $14 al año por cada interno del sistema penitenciario.

¿Se ve como ministro de Justicia y Seguridad Pública, por ejemplo?

Es probable, lo que pasa es que ese análisis todavía no se ha hecho. Estamos concentrados en la propuesta que le va a hacer el partido a la ciudadanía. Esa es mi apuesta en este momento, con un proyecto liderado por el doctor Norman Quijano.

Tags:

Lee también

Comentarios