Renuncias de 96 jueces en cinco años en la CSJ

La Corte Suprema dice no saber la causa de las renuncias, porque supuestamente no registra ese dato. Entre los casos está el de un exjuez de Paz que busca asilo en el exterior, por amenaza de pandilla.
Enlace copiado
Enlace copiado
Carlos Manuel Cañadas cambió un estrado por un jardín y su mazo de madera por unas tijeras para podar. Era juez de Paz de San Sebastián, en San Vicente, pero abandonó el país en diciembre pasado. Lleva cuatro meses en un país de Norteamérica, donde realiza trabajos de jardinería, mientras espera la respuesta a una solicitud de asilo que presentó por amenazas de la pandilla del municipio donde trabajaba.

El 28 de octubre de 2016 envió una nota a la Dirección de Seguridad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para solicitar que lo incluyeran en las rondas de vigilancia que realizan en las viviendas de los jueces. La petición, según el documento, obedecía “a que últimamente he observado rondando cerca de mi residencia, personas con aspecto pandilleril y toda la zona está asediada por estos terroristas”.

El acoso de los pandilleros, a su juicio, aumentó desde que la Sala de lo Constitucional abrió la puerta para procesar a las pandillas como grupos terroristas, en agosto de 2015. Después de ese fallo recibió los primeros casos por organizaciones terroristas. Y tras el segundo, según dice, los pandilleros le dibujaron una M y una S en la parte delantera de su carro.

Cañadas fue el juez que envió a prisión a un grupo de los 696 pandilleros capturados en el operativo que la Policía llamó Némesis. En noviembre de 2016, la Fiscalía General de la República (FGR) le solicitó que firmara una orden para allanar la vivienda de 101 miembros de pandilla, y el 30 de noviembre realizó la audiencia contra los capturados, en la casa comunal de San Sebastián. Él cree que ese caso fue el detonante, porque dos días después, al salir del juzgado, pandilleros lo siguieron en una motocicleta, una persecución de la cual, según sostiene, logró escapar junto a una colaboradora del juzgado.

“Yo estaba acostumbrado a que rifaran el barrio (hicieran ademanes de pandilla) durante las audiencias”, comenta el exjuez, para ilustrar el ambiente en el tribunal donde trabajaba.

El abogado presentó su renuncia a la Corte Suprema de Justicia en diciembre de 2016, cuando acumulaba 23 años y 11 meses en el Órgano Judicial. Y no fue el único que renunció para ese año: un total de 26 jueces y magistrados de todo el país renunciaron el año pasado, dos casos más que la cantidad de renuncias que registró el Órgano Judicial en 2015.

En los últimos cinco años han renunciado un total de 96 jueces y magistrados a la Corte Suprema. Y la Corte no sabe por qué. La secretaria general de la CSJ, María Soledad Rivas, respondió que “las peticiones recibidas no mencionan la causal de la renuncia, es por ello que no se cuenta con dicha información”. Esa información, por tanto, fue catalogada como “inexistente”.

El director de Seguridad de la CSJ, Carlos Humberto Lozano, explicó que hicieron un estudio técnico sobre el caso del exjuez de San Sebastián, pero no quiso ahondar en el tema, porque no tenía autorización de la dirección de comunicaciones de la Corte para hablar del caso.

La denuncia de Cañadas también quedó registrada en la Fiscalía con la referencia 1024-UDCV-2016-SV. Pero él consideró que no tenía garantías para permanecer en el país, porque el fiscal que tomó la denuncia no le dio régimen de protección. “Yo fui observando cómo las pandillas fueron acorralando a los alcaldes. En San Sebastián los pandilleros tenían ganada la moral de la alcaldía. Yo ya estaba expuesto, si me quedaba me podía pasar algo”, comenta.

Su permiso para permanecer en el país donde tramita el asilo finaliza el próximo 29 de junio. “Me ha tocado hacer trabajos de pago del día. Entro a las 7 de la mañana y cuando termino la obra me pagan. Un día fui a trabajar con una empresa que pone paneles solares, otro día fui a hacer un jardín, otro día fui a limpiar una casa. Así me ha tocado, pero estoy haciendo algo digno, pero para mí es frustrante y difícil, pero tengo que hacerlo, porque aquí están mis hijos y tengo que darles de comer”, comenta el abogado.

¿Renuncias en aumento?

Se consultó al director de seguridad de la Corte si las deserciones de jueces han ido en aumento causa de la inseguridad el país, a lo que respondió: “Sí estamos en un momento muy crítico, eso se lo puedo decir en calidad ciudadano, pero sería muy atrevido decir o referirme a una estadística”.

Existe una instancia llamada Mesa Judicial, que sirve de enlace entre jueces y las máximas autoridades de la CSJ. En esa mesa discuten los problemas o quejas de los jueces. “Sinceramente desconozco que haya tantas renuncias (...) Yo estoy en la mesa judicial y no tenemos noticia de nada fuera de lo común (...) Ahí en la mesa se oye de todo, pero en ese tema de verdad que no hay nada”, comentó uno de los integrantes.

Hay otro asunto no resuelto para el exjuez de San Sebastián: su indemnización. “Más de 23 años de servicio a favor de mi país, es inaudito que el pleno de la corte no haya resuelto el caso de mi indemnización”, se queja, porque asegura que no ha recibido respuestas de la cúpula del máximo tribunal. La Corte, de hecho, tiene varios asuntos pendientes en cola, como el nombramiento de jueces y magistrados, porque hasta marzo pasado acumulaba un total de 198 vacantes.

La esposa de Cañadas también trabajaba en tribunales, y renunció al Órgano Judicial para irse con él y los dos hijos de ambos. El mayor de ellos abandonó la universidad, porque este año se inscribiría en la carrera de Medicina.

“Dejé tirada toda mi carrera, tenía mi currículum limpio, tenía una carrera en ascenso, recién había sido ascendido, tenía prestaciones y me he venido solo con lo que me dieron de la venta de mi carro. Traté de hacer las cosas bien, pero, o era mi familia o era mi carrera. Así que tuve que dejarlo todo”, se lamenta el exjuez.
 

Tags:

  • renuncias
  • jueces
  • organo judicial
  • corte suprema de justicia
  • amenazas
  • carlos manuel cañadas

Lee también

Comentarios

Newsletter