Lo más visto

Más de El Salvador

Reos de penal Cojutepeque disponían de un panel solar

Siguen ingresando ilícitos a penales, pese a prohibición de visitas desde marzo. Director de la PNC reconoce que no se ha hecho depuración de custodios.
Enlace copiado
Reos de penal  Cojutepeque disponían de un panel solar

Reos de penal Cojutepeque disponían de un panel solar

Reos de penal  Cojutepeque disponían de un panel solar

Reos de penal Cojutepeque disponían de un panel solar

Enlace copiado
Un panel solar, 1,260 porciones de marihuana, 56 celulares y una abundante cantidad de accesorios para esos celulares, que van desde chips hasta cargadores solares, fueron decomisados ayer en la tercera requisa realizada en el penal de Cojutepeque, Cuscatlán, desde la declaratoria de estado de emergencia, según informó la Fiscalía General de la República (FGR) antes de que finalizara la requisa en el reclusorio.

El penal de Cojutepeque, junto a otros seis, fue declarado en estado de emergencia desde el 29 de marzo, cuando el Gobierno comenzó a implementar medidas extraordinarias para enfrentar a los altos índices delincuenciales. Desde ese día, la Dirección General de Centros Penales (DGCP) dice tener mayor control de los internos y no ha permitido las visitas de familiares para evitar el ingreso de ilícitos. Sin embargo, en las últimas tres requisas han incautado cantidades similares de objetos prohibidos.

En la requisa anterior, realizada el 25 de mayo, es decir hace tan solo 15 días antes, el informe de incautaciones fue parecido: 98 celulares, 1,942 porciones de marihuana, tres radios de comunicación y abundante cantidad de accesorios para celulares.

El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, reconoció ayer que una de las razones por las que siguen ingresando ilícitos, incluso del tamaño de un panel solar, es porque aún no se ha hecho una depuración de los custodios. “En el penal de Cojutepeque se han tomado medidas que han llegado hasta la institución, al director y otro funcionario dentro del penal. Lo que queda en evidencia en eso es que también en los custodios debe hacerse un proceso (...), las acciones no solo tienen que ver con las estructuras de mando, sino también la corrupción de los custodios”, reconoció Cotto.

La semana pasada, la Fiscalía reveló que, en mayo pasado, reos del penal de Izalco, otro de los que está en emergencia, realizaron 144 llamadas desde siete teléfonos. Sobre el uso de los celulares que ingresan al penal de Cojutepeque, como a otros penales, Cotto aseguró que ahora es difícil encontrar señal, pero que todavía hay, porque las compañías telefónicas aún no han reducido a cero la señal en esas zonas.

“Tampoco podemos decir que las cosas están como hace dos meses. Eso no es cierto. Eso es faltar a la verdad. El que quiera manejar la idea de que comunicarse desde un penal es igual hoy que desde hace dos meses está mintiendo”, dijo Cotto.

El director de Penales, Rodil Hernández, no se ha pronunciado sobre este tema.

El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, aseguró, por su parte, que desde la implementación de las medidas se ha retomado el control en los penales. Eso a pesar de que cada vez que se hace una nueva requisa las autoridades encuentran similares cantidades de ilícitos. “Creo que estamos arriba del 80 % de control penitenciario. Hemos tomado una serie de medidas para brindar más control. Está trabajando el sector de telecomunicaciones en todo el sector de corte y bloqueo, estamos procesando nuevas tecnologías para tener mayor seguridad”, declaró el vicepresidente luego de una reunión con empresarios.

La Fiscalía informó, por su parte, que abrió desde el 25 de mayo un expediente de investigación para determinar quiénes y de qué forma continúan cometiendo el delito de tráfico de objetos prohibidos en el penal de Cojutepeque.

Lee también

Comentarios