Lo más visto

Reparan casas que resultaron afectadas a causa de fuertes vientos

También recibieron víveres por parte de las municipalidades. Se buscará apoyo del Ejecutivo para construir viviendas mixtas.
Enlace copiado
Sin techo.  Herminda y Porfirio, hermanos de apellidos García Santiago, se quedaron sin techo a causa del fuerte viento en el barrio El Rosario, de Santa Catarina Masahuat.

Sin techo. Herminda y Porfirio, hermanos de apellidos García Santiago, se quedaron sin techo a causa del fuerte viento en el barrio El Rosario, de Santa Catarina Masahuat.

Reparan casas que resultaron afectadas a causa de fuertes vientos

Reparan casas que resultaron afectadas a causa de fuertes vientos

Enlace copiado
Más de 50 familias de los municipios sonsonatecos de Santa Catarina Masahuat y Salcoatitán resultaron afectadas por los fuertes vientos que ingresaron al país desde el fin de semana anterior y dañaron los techos de sus viviendas. Para algunos de los afectados la ayuda de parte de las municipalidades comenzó a llegar ayer provisionalmente, y los alcaldes de ambos municipios buscarán apoyo de otras instituciones para que se reconstruyan las casas.

Los hermanos ancianos Herminda y Porfirio, de 70 y 72 años respectivamente y de apellidos García Santiago, residentes en el barrio El Rosario de Santa Catarina Masahuat, perdieron el techo de lámina de su vivienda rodeada del mismo material y quedaron a la intemperie sus pocas y antiguas cosas.

Los ancianos, que no tienen ayuda de nadie, logran sobrevivir con la dádiva de vecinos y personas altruistas. La alcaldesa, Alba Yesenia Eguizábal, envió ayer a un grupo de trabajadores de la alcaldía para ayudar a levantar y poner el techo de la humilde morada de los hermanos García.

La idea de la jefa edilicia es que el techo sea levantado provisionalmente, mientras se gestiona la ayuda para mejorar la vivienda de los ancianos.

En Salcoatitán el alcalde, Elías Mata, informó que unas 45 familias resultaron afectadas por las misma causa y desde ayer llevó víveres y lámina para algunos.

El funcionario, acompañado de un grupo de trabajadores municipales, llegó al caserío Los Nerios, del cantón Anisales, donde Mirna Segura perdió su casa por los vientos.

Ella vive del trabajo en las fincas de café y su compañero de vida se gana la vida en diferentes actividades agrícolas. Residen junto a su hija de 10 años y un niño de un año. Por considerar que es la familia más vulnerable Mata llevó madera y láminas para reconstruir una nueva champa, con la intención de calmar la precariedad que atraviesan.

Segura además llevó víveres a otra familia, a la cual también le repararían su casa ayer.

Con el resto de afectados, Mata dijo que se les dará ayuda a medida que avancen y que buscará apoyo del Gobierno central para levantar viviendas mixtas.

Tags:

Lee también

Comentarios