Lo más visto

Más de El Salvador

Reportan una menor cosecha de granos por la lluvia y plagas

Según CAMPO, El Salvador se apegó a las proyecciones de producción de maíz y arroz, pero las cosechas de frijol y sorgo fueron menores por la lluvia irregular a finales de la época y el pulgón amarillo.
Enlace copiado
Reportan una menor cosecha de granos por la lluvia y plagas

Reportan una menor cosecha de granos por la lluvia y plagas

Enlace copiado

En El Salvador, la cosecha de granos básicos 2017-2018 fue de 23.4 millones de quintales, según la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores (CAMPO), menor a lo que se proyectaba. Para el ciclo 2018-2019, la expectativa es lograr una producción superior en casi 1.4 millones de quintales debido a que esperan mejores condiciones climáticas y un mejor rendimiento del sorgo (o maicillo).

La cosecha que acaba de terminar fue de 19 millones de quintales de maíz y de 752,000 de arroz, como se había esperado. No obstante, en el caso de frijol, la producción fue de 1.8 millones de quintales, menos que los 2.4 estimados; y para el sorgo, 1.92 millones, menos que los 2.25 millones que se proyectaban antes. Según CAMPO, esto se debió a que la salida del invierno pasado fue irregular y en el caso específico del sorgo, fue golpeado por la plaga de pulgón amarillo.

El año pasado el MAG y CAMPO dieron proyecciones optimistas para la producción de granos básicos, aunque con cifras diferentes, ya que para el Estado, el país iba a tener una cosecha de 26 millones de quintales. El MAG aún no ha publicado su anuario con la producción 2017-2018.

Para el ciclo agrícola 2018-2019 la proyección de la organización de productores es llegar a 24.8 millones de quintales, 1.4 millones más que la cosecha pasada.

“El invierno va a ser mejor que el año pasado, si se recuerdan, el año pasado habían pronosticado que iba a haber sequía al inicio y una fuerte lluvia al final. Este año están diciendo que va a ser mejor y además que ahorita este año estamos proyectando 90,000 manzanas de sorgo y el año pasado eran 75,000 manzanas”, señaló el presidente de la gremial de pequeños agricultores, Luis Treminio.

“Este invierno está proyectado como estable, porque se ha comenzado con las lluvias en abril y esperamos que siga así en un promedio regular que permita tener buena productiva y un nivel de producción de quintales y sacos por manzanas”, agregó Óscar Ortiz, en una visita de supervisión a la entrega de paquetes de semilla de maíz y abono, uno de los programas del Estado que más involucra a los pequeños productores de granos.

De acuerdo con CAMPO, la producción de maíz se mantendrá en 19 millones de quintales, igual que en la cosecha recién pasada.

El arroz también llegaría a la misma cantidad, de 752,000 quintales. La diferencia estaría en el frijol y el sorgo.

En el caso del primero, se mantendría la superficie sembrada de 163,265 manzanas, pero el rendimiento sería de 14.7 quintales por manzana y no de 11.7, como en la cosecha pasada, ya que se llegaría a una producción de 2.7 millones de quintales.

De igual forma, en el caso del sorgo, la producción sería de 2.7 millones de quintales, esto se debe a que hay una mayor superficie sembrada: 90,000 manzanas, cuando antes eran 75,000.

La producción del país se concentra en los primeros meses del año, en el caso del maíz, en la siembra conocida como “primera” o “primavera”, que es al inicio de las lluvias, en las primeras semanas de mayo hasta junio. La región de oriente suele tener lluvias hasta más tarde ya que muchos de los municipios se encuentran en el corredor seco.

En el caso del frijol la mayoría de la producción es en la “postrera”, es decir, de agosto a septiembre, cuando se dan lluvias dispersas. El Gobierno aún no está entregando semilla de frijol (ver nota aparte).

Treminio explicó que para tener una mayor producción se tendría que implementar más tecnología en los mecanismos de producción.

“Hay que modernizar la agricultura, no podemos seguir negándonos a la biotecnología”, afirmó.

Concentración de tierra

CAMPO se pronunció en contra de la reforma al artículo 105 de la Constitución propuesto por partidos de derecha en la Asamblea Legislativa. La idea es quitar el límite de tierras que puede tener una persona que actualmente es de 245 hectáreas. Esta es una herencia de la reforma agraria.

Para CAMPO, la concentración de tierras significaría que los productores más pequeños pasarían a ser jornaleros y dejarían de ser independientes. Temen que este cambio resulte en un empobrecimiento en las zonas rurales del país.

Señalaron que el cambio no resultaría en una mayor producción. “Al mismo tiempo les sugerimos que en vez de estar pensando en reforma, deberían buscar inversionistas para hacer alianzas con las cooperativas y productores individuales para hacer productivas las tierras que han estado en abandono por falta de apoyo financiero”, dice un pronunciamiento de la gremial.

Lee también

Comentarios