Reprograman audiencia contra dos médicos por negligencia en hospital Santa Gertrudis

Un joven murió en el hospital Rosales en octubre del 2014, tras ser atendido por los procesados. La audiencia se realizará el próximo 31 de mayo.
Enlace copiado
Reprograman audiencia contra dos médicos por negligencia en hospital Santa Gertrudis

Reprograman audiencia contra dos médicos por negligencia en hospital Santa Gertrudis

Reprograman audiencia contra dos médicos por negligencia en hospital Santa Gertrudis

Reprograman audiencia contra dos médicos por negligencia en hospital Santa Gertrudis

Enlace copiado
El Juzgado Primero de Instrucción de San Vicente aplazó la audiencia preliminar programada para esta mañana en contra de los médicos Julio César Ramírez Martínez, de 43 años; y Pablo Antonio Romero Castro, de 27, procesados por homicidio culposo.

La audiencia, que se llevaría a cabo en dicho tribunal a las 9:00 de la mañana, fue suspendida debido a que la representación fiscal presentó otro compromiso y la querella solicitó que fueran incorporados otros peritajes que no habían sido retomados, según informó la jueza del caso, Marta Patricia Barahona de Jiménez.

"El aplazamiento se dio a raíz de la solicitud de la representación fiscal porque tenía otra diligencia señalada de carácter urgente, y porque al estar presentes las dos partes se hizo saber a este centro judicial que habían elementos que no están materialmente ingresados al proceso, para lo cual el fiscal se comprometió presentarlos en la fecha reprogramada", explicó De Jiménez.

Los doctores del Hospital Nacional Santa Gertrudis de San Vicente, son procesados penalmente por la muerte de Cristian Ernesto Granados Escoto, de 20 años, quien falleció el 10 de octubre de 2014, en el hospital Rosales de San Salvador por Meningo-Encefalitis.

Dicha enfermedad no diagnosticada pese a que el joven fue llevado al centro asistencial de San Vicente tres veces seguidas, y en las que los médicos imputados habrían atendido de forma negligente y sin hacer los exámenes necesarios determinaron que tenía chikungunya. Esto propició que su salud empeorara, de acuerdo con el requerimiento fiscal.

Agregan que, el joven Granados junto a sus padres se presentaron el 6 de octubre de 2014 al hospital de San Vicente, aproximadamente a las 8:00 de la noche, porque adolecía de dolor en el corazón, fiebre alta, dolores en las manos, los pies y calambres.

Ese día fue enviado de emergencia al hospital Rosales de San Salvador, donde diagnosticaron estado de coma, falleciendo de un paro cardiaco provocado por la enfermedad Meningo-Encefalitis.

Por su parte, la madre de la víctima, Santos Gladis Escoto de Villalta, expresó que con el proceso piden justicia, y esperan que el caso pase a vista pública.

"Como víctima y madre mi expectativa es que se haga justicia en este caso, ya que por el mal servicio en el hospital Santa Gertrudis, y de estos médicos, mi hijo murió; yo quiero que haya justicia para que no hayan más víctimas, ellos ya no deberían ejercer", dijo entre lágrimas.

Aseguró que una indemnización económica no devolverá a su hijo, pero informó que al momento los querellantes del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA) que representan a la familia, en coordinación con la Fiscalía realizarán un proyección de vida del joven, quien estudiaba administración de empresas, para que sea incorporado dentro del proceso, por lo que el aplazamiento dará tiempo para realizarlo.

El fiscal del caso manifestó que hay suficientes pruebas que logran establecer la probabilidad que los imputados cometieron imprudencia y negligencia, por lo que habrían incurrido en el delito de homicidio culposo.

Tags:

  • negligencia
  • médicos
  • audiencia

Lee también

Comentarios

Newsletter