Lo más visto

Reservorios permiten a 10 familias mejorar su alimentación

Proyecto ejecutado por la FAO en Sensembra permite además generar ingresos por la venta de tilapias. El agua reservada sirve también para regar sembradíos.
Enlace copiado
Enlace copiado
En el caserío Guarumal, del cantón El Limón, en el municipio de Sensembra (Morazán), hay 10 familias que se encuentran cultivando tilapias gracias a la creación de reservorios de agua lluvia en sus hogares, desde febrero de este año, lo cual ayuda en la mejora de su dieta alimentaria, porque los peces sirven para el consumo propio y para la comercialización, según Wálter Torres, coordinador del proyecto Mesoamérica Sin Hambre (MsH) en El Salvador de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los reservorios son parte del proyecto de captación de agua lluvia desarrollado en Sensembra por la FAO y financiado por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

Nieves Domínguez, uno de los beneficiarios con los reservorios en Guarumal, comentó que como familia se encuentra muy feliz y piensa que “manejando bien los reservorios hasta es mejor que tener una granja de pollos”.

Domínguez explicó que vende tilapias a sus vecinos, pero que la mayoría de peces son para el consumo propio y que “dándole el tratamiento adecuado (al reservorio) podemos estar comiendo pescado cada 15 días”.

Aparte de los 10 reservorios del cantón El Limón, actualmente se construyen siete en hogares del cantón El Rodeo, informó el técnico ambiental de la municipalidad de Sensembra, Melvin Guillermo Gómez.

“Los beneficiarios hacen los hoyos y nosotros (FAO y municipalidad) les proporcionamos los materiales (sistemas de geomembranas)”, explicó Gómez, quien también comentó que a cada familia, de forma previa a la construcción de los reservorios, se le imparten charlas sobre la importancia y el manejo de los mismos.

En cuanto a Domínguez, él hizo su reservorio en cinco días, con una profundidad de 1 metro y 5 metros cuadrados.

La captación de agua lluvia por medio de los reservorios también contribuye al riego de las cosechas familiares, según Torres, el coordinador del proyecto MsH.

A familias como la de Domínguez este tipo de reserva de agua les beneficia durante la época seca, ya que él se encuentra cosechando tomate y chile, los cuales son regados con agua del reservorio cuando hay escasez de lluvia.

Según el alcalde de Sensembra, Óscar Vásquez, el proyecto también incluye la construcción de un sistema de purificación de agua lluvia, el cual estará ubicado en el Centro Escolar Caserío el Guarumal.

El financiamiento al proyecto por parte de AMEXCID es de $50,000, de los que cierta cantidad se destinó para la compra del tanque recolector de agua lluvia, de acuerdo a Torres; en cuanto a la contrapartida de la municipalidad, esta es de $14,558, dinero que se destinará para el pago de materiales y técnicos.

Torres explicó que el tanque “tiene una capacidad para llenar 300 bidones a la semana”, los cuales ayudarán a las 120 viviendas que habitan en el caserío Guarumal y sus alrededores.

Se estima que la construcción del sistema de purificación de agua y la instalación del tanque en el centro escolar finalizarán durante julio próximo, de acuerdo con Torres, ya que actualmente solo están a la espera del tanque el cual llegará desde México en los próximos días.
 

Tags:

  • Morazán
  • Sensembra
  • Guarumal
  • reservorios
  • FAO
  • AMEXCID

Lee también

Comentarios