Respaldan al exjefe de Emergencias del Rosales

Lo trasladaron a otra unidad, pero ad honórem, y pide proceso jurídico ya que, según él, es por venganza. Llaman a otros médicos y sindicatos a unirse.
Enlace copiado
Postura.  Los médicos agremiados al SIMEHR mantienen el respaldo al doctor Juan Antonio Tobar, quien fue destituido como jefe de la Unidad de Emergencias del Hospital Rosales y trasladado, ad honórem, a la Unidad de Úlceras y Heridas de dicho nosocomio.

Postura. Los médicos agremiados al SIMEHR mantienen el respaldo al doctor Juan Antonio Tobar, quien fue destituido como jefe de la Unidad de Emergencias del Hospital Rosales y trasladado, ad honórem, a la Unidad de Úlceras y Heridas de dicho nosocomio.

Respaldan al exjefe de Emergencias del Rosales

Respaldan al exjefe de Emergencias del Rosales

Enlace copiado
El Sindicato de Médicos del Hospital Nacional Rosales (SIMEHR) mostró ayer de nuevo el respaldo al doctor Juan Antonio Tobar, quien fue destituido del cargo de jefe de la Unidad de Emergencias y trasladado de manera ad honórem a la Unidad de Úlceras y Heridas.

“Esto es un atentado y una violación clara a mis derechos laborales, tenemos un proceso jurídico de por medio; si a través de ese proceso nos muestran cualquier tipo de acto que justifique la destitución de mi cargo, no dudaría en hacerlo; pero esto es un proceso de venganza a toda la actividad gremial que se ha venido desarrollando durante años”, manifestó Tobar.

Además, los médicos agremiados al SIMEHR rechazaron que el doctor Rodolfo Góchez aceptara sustituir a Tobar en el cargo, aduciendo que se violaba el código de ética y deontología del Colegio Médico, pese a que el 18 de marzo se le hizo saber acerca de su nombramiento y se le pidió que no lo aceptara ya que sería considerado por el gremio como traidor y enemigo.

El SIMERH le recordó a Góchez que está colaborando con el director del Hospital Rosales, quien por sus acciones antigremiales fue declarado enemigo del gremio y expulsado del Colegio Médico el 9 de diciembre de 2014, y le advirtieron que le podría suceder lo mismo.

Por el momento, Tobar no ha hecho entrega oficial de la Unidad Emergencias (pese a que su destitución o traslado era a partir del 1.º de abril); sin embargo, dijo que deberá acatar disposiciones administrativas para no caer en desacato, irá al área que se le designe, pero que eso no le impedirá hacer valer la defensa de sus derechos.

De hecho, Tobar ya se hizo presente a la Unidad de Úlceras y Heridas, firmó documentos del personal que hizo turno durante vacaciones, procesos administrativos relacionados con compras y adquisiciones, y revisó la situación asistencial del área.

El sindicato afirmó que las acciones del director del hospital, Mauricio Ventura, son parte de un proyecto político-ideológico que pretende implantar un esquema de sumisión a una directriz que, para ellos, emana del partido en el Gobierno, el cual pretende convertir la salud en un instrumento de manipulación y dominación.

Hay otros

La destitución del cargo de Tobar se suma a otras que se han dado meses atrás, como las de los jefes de Patología, Otorrinolaringología, Cuidados Intensivos y Cirugía.

“Los colegas jefes han sido arbitraria, ilegal y autoritariamente destituidos. Lamentamos el silencio de las instancias del Estado, porque todas estas agresiones las conoce la Fiscalía General de la República, el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Salud, la Presidencia de la República, la Secretaría de Transparencia, los Derechos Humanos, la Corte de Cuentas y los obispos”, explicó el secretario general del SIMEHR, Alcides Gómez.

Por eso es que los miembros del sindicato hicieron un llamado a las instituciones, sindicatos de médicos y de trabajadores del Ministerio de Salud (MINSAL), del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y al Colegio Médico de El Salvador para formar una unidad que defienda los intereses de los médicos, que, a su juicio, han sido pisoteados por el que llaman régimen.

Alcides Gómez, debido a la situación que viven en el hospital, justificó: “La única culpa que tenemos es haber dicho que el sistema de salud no funciona, que está colapsado y que el Hospital Rosales vive un problema caótico, incluso de calamidad pública. No les ha gustado que hayamos dicho que aquí no hay ninguna reforma de salud”.

Los médicos agremiados en el sindicato llamaron a los diputados que conformarán, a partir del próximo mes, la nueva Asamblea Legislativa a que agreguen a sus agendas el problema de la salud, debido a presupuestos insuficientes y a lo que ellos catalogan de “incapacidad manifiesta de quienes la dirigen”.

Tags:

  • Sindicatos
  • Hospital Rosales
  • Juan Antonio Tobar
  • emergencias
  • medicos
  • MINSAL

Lee también

Comentarios

Newsletter