Lo más visto

Más de El Salvador

Restauración del templo en Atiquizaya marcha a paso lento

Se requiere de una fuerte inversión económica la cual, de momento, es asumida poco a poco por la feligresía católica.
Enlace copiado
Avance. El proceso de restauración del templo inició en 2012 con la fachada, ahora se está trabajando en las torres donde están las campanas.

Avance. El proceso de restauración del templo inició en 2012 con la fachada, ahora se está trabajando en las torres donde están las campanas.

Pendiente.   Entre otras mejoras para el templo se tiene pensado cambiar buena parte del techo, lo cual significa una inversión cercana a $30,000. La feligresía hace aportes para que el trabajo no se detenga.

Pendiente. Entre otras mejoras para el templo se tiene pensado cambiar buena parte del techo, lo cual significa una inversión cercana a $30,000. La feligresía hace aportes para que el trabajo no se detenga.

Restauración del templo en Atiquizaya marcha a paso lento

Restauración del templo en Atiquizaya marcha a paso lento

Enlace copiado
La segunda fase de los trabajos de restauración de la Iglesia Inmaculada Concepción de María de Atiquizaya, Ahuachapán, se ejecuta con cierta dificultad debido a la enorme inversión que significa mantener en buen estado este templo católico. De acuerdo con representantes de la parroquia, ubicada en el barrio Tatule, el presupuesto para los trabajos de remodelación oscila entre los $200,000 y $300,000.

Carlos Alejandro González, sacerdote encargado de la parroquia Inmaculada Concepción de María, manifestó que actualmente se realiza la reparación de las dos torres donde están ubicados los campanarios, además de intervenir algunas paredes del templo católico y realizar la restauración de retablos y bancas utilizadas por los fieles.

González aclaró que los trabajos de reconstrucción iniciaron en 2012, con algunas obras en la fachada del templo católico. En esta fase la iglesia tuvo el acompañamiento económico de la comuna de Atiquizaya, que decidió interesarse por el proyecto y desembolsó más de $35,000 para la restauración de la fachada.

“Son 48 bancas las que han sido sustituidas pero nos hace falta la otra mitad; asimismo, se ha hecho una restauración en muchas partes de las paredes, se le han colocado algunos adhesivos propios para el mantenimiento y de ahí se le ha colocado una pintura adecuada, para no dañar la construcción”, manifestó el sacerdote.

Para la segunda fase que se ejecuta actualmente, la cual inició en febrero de 2014 y podría concluirse en diciembre próximo, la inversión ha sido asumida en su totalidad por la Iglesia católica, luego que el concejo de Atiquizaya tuviera algunos “impasse” internos para brindar un poco más de ayuda económica y poder continuar con obras de restauración, de acuerdo al líder religioso.

“La mayor parte la aporta la feligresía y gente de afuera. Cada mes se organizan festivales gastronómicos, rifas, además de otras actividades como excursiones; todo sea para recaudar fondos para la restauración de la iglesia”, dijo el párroco.

El sacerdote explicó que aspiran a que en una tercera fase sea cambiado parte del techo del templo, antes que sufra mayores daños, pero esto representará un desembolso mayor.

“El techo está en un 70 % bueno pero si no se cambia en un tiempo adecuado va a ser más cara la inversión, por lo que deseamos darle un mantenimiento propio para que dure más”, señaló González.

Tags:

Lee también

Comentarios