Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

FOSAFFI está obligado por ley a regresar los terrenos embargados a siete personas y a dar facilidades de pago “inviables”, como lo dice el mismo fondo. Diputados y AFOSALVA dicen que advirtieron errores en la medida.
Enlace copiado
Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Reyes le devolvió un terreno embargado a esposa de su socio con un decreto

Enlace copiado
El presidente de la Asamblea Legislativa y diputado por el FMLN, Othon Sigfrido Reyes Morales, impulsó en el mes de mayo de 2014 un decreto para beneficiar con créditos financieros a siete personas deudoras con propiedades embargadas para que recuperen sus terrenos perdidos.

El congreso aprobó, el 8 de mayo de 2014, por la votación de la mayoría mínima de 43 diputados del FMLN, GANA y Unidos por El Salvador, el decreto 677.

Este decreto 677, cuyo dictamen provino de la comisión agropecuaria, de la que en ese entonces el presidente era el diputado del FMLN Orestes Ortez, establece que el Fondo de Saneamiento y Fortalecimiento Financiero (FOSAFFI) debe otorgar créditos a estas siete personas, entre ellas a Sonia Inés Morales de Larrazábal, esposa de Byron Enrique Larrazábal Arévalo, quien en mayo de 2014 aún se desempeñaba como asesor de Reyes en el congreso y, a la vez, socio del diputado dentro de TERREIN, S. A. de C. V.

El fin de este decreto es que las personas a las que el FOSAFFI embargó sus propiedades durante la década de los 2000, dedicadas a cultivos forestales, recuperen sus terrenos y paguen sus deudas bajo una aplicación de tasas de interés y cuotas especiales estipuladas en el decreto 677.

De forma paralela, Reyes y Larrazábal Arévalo ya se habían unido de nuevo en octubre de 2013 para constituir EKO LIME, S. A. de C. V., una empresa dedicada a la explotación de maderas preciosas.

El decreto establece que la tasa de interés de estos nuevos créditos no puede sobrepasar el 1.5 % anual, “con cuotas no mayores a treinta dólares mensuales y de acuerdo a la capacidad de cada deudor”.

En la lista de siete personas a las que los grupos parlamentarios del FMLN, GANA y Unidos por El Salvador beneficiaron con este decreto se puede constatar que en el caso del terreno de los Larrazábal, el monto del crédito es por $285,714.19.

Al dividir este monto entre las tasas de interés y las cuotas mensuales de $30 como máximo, que se establecen en el decreto legislativo de mayo de 2014, la esposa del socio de Reyes terminaría de pagar su deuda en alrededor de 800 años. Casi ocho siglos.

Este decreto que solo beneficia a siete personas ha sido denunciado por la Asociación Forestal Salvadoreña (AFOSALVA), a la que pertenece Larrazábal Arévalo, por no dar una solución integral y viable para los más de 260 miembros de esta asociación que tienen deudas pendientes y embargos por otros bancos y solo haber dado un beneficio a siete personas.

FOSAFFI considera, por su parte, que este decreto es “inviable” por la forma del pago de las deudas y espera que se haga una corrección desde la Asamblea Legislativa. Asimismo, a escala política, este decreto, que no fue acompañado por los demás grupos parlamentarios, no es bien visto.

Por la falta de pago en el crédito original, el terreno de 83.43 hectáreas de los Larrazábal, ubicado entre los lugares conocidos como Lomas del Conacaste y El Achotal, en el municipio de San Francisco Morazán, en Chalatenango, fue embargado en el primer lustro de los años 2000 por el FOSAFFI. El decreto 677 impulsado por Reyes, en 2014, por ley, le devuelve su terreno a la esposa del socio.

El embargo

El Diario Oficial del martes 6 de septiembre de 2005 divulgó que la jueza Tercera de lo Mercantil hacía saber al público en general que se había librado el juicio ejecutivo mercantil número 783-E-00, por el que se embargó la propiedad de Sonia Inés Morales Rivas, hoy de Larrazábal, y que se procedía a venderla en subasta pública.

En San Francisco Morazán, Chalatenango, los pobladores que residen cerca de la propiedad embargada de los Larrazábal conocen a la familia. El terreno, que no tiene un nombre ni número de lote específicos, es conocido como “las pineras”, ya que allí se cultivan pinos para la explotación maderable. Y también teca, otro tipo árbol para uso de carpintería.

Los documentos que tiene en su poder este periódico establecen que el crédito para destino forestal que adquirió la esposa del socio del presidente de la Asamblea Legislativa data de 1996, en específico el 9 de diciembre de ese año, con la referencia número 430400030, por $285,714.19. En aquel entonces se trató de alrededor de 2 millones de colones.

Una resolución de amparo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, con el número de referencia 609-2005, y que resultó desfavorable para Sonia Inés Morales de Larrazábal, acredita que el juicio de embargo se llevó a cabo entre los años 2001 y 2003. La esposa del socio de Reyes interpuso un amparo en 2005, pero fue rechazado.

En 2007, un grupo de cultivadores de maderas que tenían problemas de deudas con la banca pidieron un amparo a la Sala de lo Constitucional en contra de omisiones del Banco Central de Reserva, de la Superintendencia del Sistema Financiero y del Banco Multisectorial de Inversiones, por no respetar un convenio por el que se podía acceder a créditos para la forestación bajo facilidades para los deudores.

Entre quienes pidieron ese amparo se encontraba una mayoría de miembros de AFOSALVA, entre ellos su actual presidente, Alberto Bondanza, y Sonia Inés Morales de Larrazábal. De hecho, Byron Enrique Larrazábal Arévalo, exasesor de Reyes y actual socio en TERREIN y EKO LIME, fue presidente en su momento de esta asociación de forestadores.

La Sala de lo Constitucional sobreseyó a las instituciones demandadas y falló en contra de los intereses de los forestadores, ya que había “vicios” en las pretensiones de los demandantes, según se lee en la resolución que se dictó el 15 de octubre de 2010. AFOSALVA buscó entonces apoyo legislativo.

Entre 2011 y 2014, años en los que Larrazábal ha sido asesor del diputado presidente del congreso, además de ser su socio, hubo un acercamiento entre Reyes y AFOSALVA. El diputado efemelenista prometió colaborar con la causa de los forestadores para resolver el problema de sus deudas. Alberto Bondanza, presidente de AFOSALVA, asegura 11 meses después de la aprobación del decreto 677 que la intención original de la asociación siempre ha sido buscar una “solución integral” al problema de los forestadores y que nunca pensó que tras el trabajo que se hizo en una comisión especial dentro del congreso resultara un decreto dedicado solo para siete personas.

“¿Dónde se ha visto una ley para siete, por la gran diabla? Partiendo de esa cuestión, pues es ilegal. El pecado que yo veo es que ellos se hubieran esforzado por una solución integral donde todos cupiéramos. Pero solo siete, si el propio FOSAFFI ya les dijo que no les acepta eso. Se echaron para atrás”, dijo Bondanza cuando habló sobre este caso.

El presidente de AFOSALVA comentó que entre 2013 y 2014 se montó una comisión especial dentro de la Asamblea Legislativa, presidida por Sigfrido Reyes, para encontrar una solución legal e integral para los forestadores.

Pero el decreto 677 no satisfizo a Bondanza. No firmó la pieza de correspondencia y les advirtió que esa medida no era correcta.

“Yo tenía un compromiso como presidente de AFOSALVA, y en representación de todos los forestadores, de encontrar una solución integral. El problema es que se dejaron ir, pero les hicimos ver que eso no se iba a ver bien”, dijo Bondanza, y aseguró que ese decreto podría traer problemas si se sabía que entre los beneficiados estaría el asesor y socio de Reyes.

Solo siete personas

En el decreto 677, aprobado el 8 de mayo de 2014, aparece como el primer mocionante el diputado Othon Sigfrido Reyes Morales, seguido por Orestes Fredesman Ortez, actual ministro de Agricultura y en ese entonces presidente de la comisión agropecuaria, y por otros diputados del FMLN como David Rodríguez, Audelia López, Lourdes Palacios y Álvaro Cornejo.

La sesión plenaria ordinaria número 96 del 8 de mayo de 2014 se abrió a las 10:56 de la mañana con el quórum de 59 diputados. Dentro de la agenda original para esa plenaria no se encontraba el decreto 677, cuyo dictamen provenía de la comisión agropecuaria.

En el momento en que se dispuso para la discusión la agenda de ese día, el diputado Ortez solicitó incorporar “el dictamen número 26 de la comisión agropecuaria”. Ese es el dictamen que contenía el decreto 677. Eran entre las 11:15 y 11:20 de la mañana. Se votó a favor de incluir el punto en la agenda. 50 diputados dieron su aval a que se ingresara el dictamen y decreto.

En la lectura del dictamen, se escuchó: “Dictamen número 26, favorable. A la moción de diputados del FMLN, en nombre de la Asociación Forestal Salvadoreña (AFOSALVA) (Bondanza dijo que no firmó la moción como presidente de la asociación), en el sentido se reforme el artículo 4 de la Ley Especial para Facilitar la Cancelación de las Deudas Agraria y Agropecuaria; emitiendo para esta solicitud las Disposiciones Especiales y Transitorias para el Otorgamiento de Créditos por el FOSAFFI a Personas que Perdieron sus Propiedades Utilizadas para Cultivos Forestales. Expediente número 25-5-2012-3”.

Hubo intervenciones de diputados del partido de oposición ARENA, quienes advirtieron que se estaba cometiendo un error al querer aprobarse un decreto solo para siete personas. El diputado Félix Ágreda Chachagua fue uno de ellos.

“Está claro que el decreto no era con la intención de favorecer al sector de los forestadores. Y hubo mucha molestia porque estaban reclamando por qué a unos se favorecía y a otros no. Entonces, para mí, fue un decreto con dedicatoria y por eso voté en contra. Porque no estoy de acuerdo en que a través de las leyes se hagan decretos para favorecer a determinados personajes que son familiares o parientes directos de los políticos que ahora están gobernando nuestro país”, dijo el diputado Ágreda Chachagua cuando habló sobre su voto en contra de ese decreto.

Ágreda Chachagua y otros cuatro diputados de ARENA votaron en contra. Fueron los únicos en darle el color rojo de “en contra” a sus curules. Los demás diputados de ese grupo parlamentario no emitieron ningún tipo de voto. Lo mismo ocurrió con las fracciones de PCN, PDC y CD. A las 2:55 de la tarde del 8 de mayo de 2014, el decreto 677 fue aprobado por la Asamblea Legislativa, con 43 votos de diputados del FMLN, GANA y Unidos por El Salvador. Entre esos 43 votos se contó el del presidente del parlamento, Sigfrido Reyes, jefe de Larrazábal Arévalo en ese entonces y socio a la vez en las empresas TERREIN y en EKO LIME.

Con el 677, al menos por ley, la esposa del socio del diputado Reyes ahora puede acceder a que se le devuelvan sus tierras y tiene ahora una facilidad de pago de su deuda por casi 800 años, ocho siglos, según lo que está establecido en ese decreto y con el monto del crédito de $285,714.29.

“(Sigfrido Reyes) ya estaba pensando en que le iba a devolver estas propiedades a los antiguos dueños y por esa razón el decreto estipula hasta cantidades de tasas anuales no mayores de 1.5 % y cuotas mensuales no mayores a $30. Es risible”, dijo Ágreda Chachagua.

Reyes no quiere responder

Desde el viernes 30 de enero de 2015 se envió un correo a la gerencia de comunicaciones de la Asamblea Legislativa, en el que se solicitó una gestión para declaraciones o entrevista con el diputado Reyes, en su calidad de presidente del congreso, con el fin de conocer su postura en el tema.

Al cierre de este reportaje, aún no se había tenido respuesta de la gerencia de comunicaciones de la Asamblea Legislativa. Mientras tanto, se ha buscado de forma directa a Reyes en eventos de su partido FMLN y de gobierno. Y fuera de grabación ha dicho que no dará declaraciones ni conversará con un medio que lo “difama”.

FOSAFFI espera reforma

El decreto aprobado el 8 de mayo de 2014 tiene vigencia por un año desde su publicación en el Diario Oficial. El gerente general del FOSAFFI, Óscar Pérez, aclaró que a la fecha no se ha ejecutado el decreto 677 porque se está esperando a que se reforme por “inviabilidad”.

“El FOSAFFI hizo algunas observaciones, más que todo para lograr el objetivo, porque hay algunas condiciones que hacen inviable la aplicación del decreto”, dijo Pérez, al referirse en específico a la forma de pago de la deuda.

Tags:

  • sigfrido reyes
  • byron enrique larrazábal
  • earle rené reyes
  • eko lime
  • terrein

Lee también

Comentarios

Newsletter