Riesgo para transeúntes por alcantarilla destapada

Personal de la ANDA informó que supo hasta ayer sobre el hurto de la tapadera.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Según afectados,  los objetos colocados para advertir del tragante podrían ser causa de atropellamientos o accidentes.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Según afectados, los objetos colocados para advertir del tragante podrían ser causa de atropellamientos o accidentes.

Enlace copiado

Un tragante de aguas negras en mal estado amenaza la seguridad de transeúntes y automovilistas, denunciaron ayer varios afectados, quienes agregaron que los fétidos olores que emanan de la alcantarilla destapada son insoportables y también podrían ser causa de enfermedades.

El hoyo está situado en la calle Álvaro Quiñónez de Osorio, en el barrio El Calvario, de la ciudad de San Vicente, que es una zona de comercio, por lo que a diario son cientos de personas las que se movilizan por el área, así como autobuses y carros.

“Hace unos días el bus paró justo donde está ese tragante y solo le habían colocado un cartón. Cuando una señora se bajó, cayó directamente en el hoyo. Tuvo que ser auxiliada por varias personas, porque es profundo. Solo tuvo algunos raspones”, contó Evangelina Estela Navas, vendedora de la zona.

Otros manifestaron que el problema lleva más de cinco días y no ha sido atendido por la ANDA, pues la alcaldía se desliga.

Representantes de la ANDA informaron que fue hasta ayer que tuvieron conocimiento de la situación y que este día se colocaría una nueva tapadera.

“El técnico en la zona nos ha informado que mañana será colocada la nueva tapadera. Hasta esta mañana (de ayer) reportaron a nuestro ‘call center’ que fue hurtada”, informó la autónoma de forma escrita.

Lee también

Comentarios

Newsletter