Lo más visto

Más de El Salvador

Río Grande comienza su recuperación

Los pobladores y la Alcaldía de San Lorenzo esperan que el ingenio responsable del desastre ambiental realice obras de resarcimiento, ahora que hay lluvias.
Enlace copiado
Alivio.  Con la temporada de lluvias se ha acelerado el proceso de limpieza del río Grande de San Lorenzo, en Ahuachapán, luego de resultar contaminado por el derrame de melaza del Ingenio La Magdalena.

Alivio. Con la temporada de lluvias se ha acelerado el proceso de limpieza del río Grande de San Lorenzo, en Ahuachapán, luego de resultar contaminado por el derrame de melaza del Ingenio La Magdalena.

Río Grande comienza su recuperación

Río Grande comienza su recuperación

Enlace copiado
Tras ocho semanas del derrame de miles de galones de melaza del Ingenio Azucarero La Magdalena, en Chalchuapa (Santa Ana), comienzan a recuperarse las zonas más afectadas río abajo. Según el agricultor Nicolás Arana, desde el primer momento que la melaza comenzó a fluir en el río Grande, municipio de San Lorenzo (Ahuachapán), la actividad en el afluente se suspendió.

“El agua no se podía tomar, estábamos afectados por el pescadito que nosotros lo agarramos para comer. Gracias a Dios ya se logró recuperar un poco”, expresó Arana.

La misma situación la vivieron –al menos durante un mes– 25 familias más del caserío Los Fajardos de la localidad. “A uno le da tristeza. En lo personal me dieron ganas de llorar cuando vi la cantidad de peces a flote, muertos en las orillas. La verdad que como ser humano y residente duele ver esas escenas”, relató Freddy Rodríguez, otro agricultor afectado por la fuga de aguas mieles del ingenio.

Algunos residentes trataron de salvar algunos peces, algunos de los cuales incluso eran de especies en peligro de extinción. Para lograrlo, pusieron pequeñas piscinas donde los depositaron, o utilizaron pilas para ello.

La problemática también afectó al desarrollo turístico del municipio. En el cantón El Portillo, los propietarios de los distintos restaurantes y ranchos a la orilla del río experimentaron una baja significativa en sus ventas.

“Nos afectó demasiado, yo no dejaba de vender $200 cada domingo. Cuando eso pasó (el derrame) llegué a vender hasta $5 al día”, comentó Miriam Trejo, comerciante de comida.

Sectores como el gastronómico, tours turísticos y ventas de artesanías dejaron de percibir ingresos. “Por cada fin de semana tenemos una visita de entre 150 a 200 personas. Aproximadamente un mes no tuvimos la visita de ninguna persona”, explicó Brenda Orellana, encargada del turismo del municipio de San Lorenzo.

Con las primeras lluvias registradas en las últimas semanas la condición del río Grande comienza a normalizarse, momento que a consideración del alcalde Wálter Ortiz es el propicio para que el Ingenio La Magdalena pueda realizar obras para resarcir el daño ambiental. “Un proyecto que les estamos solicitando es un pozo con bomba, para las familias que se beneficiaban con agua del río y otro enfocado al turismo”, indicó el funcionario.

Por su parte, la Comisión Municipal de Protección Civil pidió al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) decretar veda en el río, ya que se comienzan a observar peces, por lo que es necesario dejar que se reproduzcan y repueblen el afluente.

Tags:

Lee también

Comentarios