Lo más visto

Rivalidad EUA-China se expresa en Doha

El primer ministro de Malasia califica más de político que comercial el conflicto entre las potencias.

Enlace copiado
Asistencia.  El Presidente de la República, Nayib Bukele, participó ayer en la inauguración del Foro de Doha, en Catar.

Asistencia. El Presidente de la República, Nayib Bukele, participó ayer en la inauguración del Foro de Doha, en Catar.

Enlace copiado

Mahathir Bin Mohamad, el primer ministro de Malasia, inauguró con su discurso el Foro de Doha 2019, después de recibir un premio del emir de Catar, Sheik Tamim bin Hamad Al Thani, por su apuesta a la negociación y diálogo para resolver conflictos.

Y fue precisamente un conflicto al que destacó en su discurso. Se trata a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, a la que Mahathir la ve más de naturaleza política que económica, que termina afectando a terceros, como su país. Atrapado en la guerra entre Estados Unidos y China, el crecimiento económico malayo tiene perspectivas a decaer durante el próximo año.

Es por eso que la reciente gira del presidente Nayib Bukele a la República Popular China despierte preguntas sobre la conveniencia de salir a buscar acercamientos con el principal adversario de Estados Unidos.

Bukele lo tiene claro: el primer, segundo y tercer socio comercial de El Salvador es Estados Unidos, además de ser un aliado estratégico y hogar para un tercio de los salvadoreños, dijo ayer en Doha.

Si bien recuerda que no tiene por qué "pedir permiso" a Estados Unidos para viajar a Beijing, pero Washington estaba al tanto.

Por eso es que interpreta como un acto de respeto las declaraciones que dio el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a propósito de su viaje a China.

"Le hemos dicho a nuestros amigos que las actividades depredadoras chinas pueden llevarlos a acuerdos que parecen atractivos, pero que al final son malos para su gente, malos para su propia nación –dijo Pompeo-. No intentamos evitar que hagan negocios con el Partido Comunista Chino".

Bukele dice que El Salvador recibirá de China ayuda no reembolsable para construir infraestructura deportiva, de saneamiento y distribución de agua, y una biblioteca nacional. No hay préstamos ni posibilidad de comprometerse más allá, apunta.

Además, dice que China está comprometida a cumplir con las leyes salvadoreñas con la ayuda que brindará al país.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines