Lo más visto

Más de El Salvador

Roma: Sacrificio y consuelo en vigilia en vísperas a canonización de Monseñor Romero

A pocas horas de la canonización del Obispo y mártir, los salvadoreños en Roma están dispuestos a todos los sacrificios para estar mañana en primera fila.  
 

Enlace copiado
Enlace copiado

La voz, potente, directa, e inconfundible resonó en los altavoces de la iglesia Santa Maria in Portico, en Roma. Era la voz de monseñor Oscar Arnulfo Romero, a quien le dedicaban una vigilia para compartir parte de sus palabras y también de su legado. 

 


La misa fue presidida por el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, uno de los amigos cercanos del ahora santo. El Cardenal ha participando activamente de las diferentes actividades que se han realizado en Roma y ha acompañado a los peregrinos salvadoreños permanentemente. 

Foto de La Prensa/Claudia Ramírez

A su ingreso a la iglesia, antes de comenzar la vigilia, aseguró que hay mucho que celebrar: "Estamos juntos en comunión, alegría y esperanza. Hay que vivir esta experiencia que tocó nuestra vida y la vida del país. Un abrazo para todos". 

Foto de LA PRENSA

Vea la fotogalería de la vigilia al dar clic aquí.


En la vigilia participaron muchos salvadoreños que luego se trasladaron a la plaza San Pedro, con la idea de reservar durante toda la madrugada un  lugar para estar lo más cerca posible del altar, cuando Monseñor Romero sea nombrado Santo. 

FOTO DE LA PRENSA/Nubia Rivas

Billy López llegó a Roma el martes pasado, junto a un grupo de 34 peregrinos más que son parte de la Asociación amigos de Romero.


"Estamos muy contentos de estar aquí en la Plaza San Pedro, ya en la víspera. Vamos a estar en vigilia para poder estar lo más cerca posible, porque sabemos que se esperan miles de peregrinos", comentó a un costado de la plaza. 


La Parroquia donde se desarrolló la vigilia en honor al Obispo Mártir lució repleta de gente.

Foto de La Prensa/Nubia Rivas

Además de compartir textos bíblicos, peticiones y cánticos, también hubo un espacio destinado para escuchar parte de las homilías de la propia voz del Santo. 

"He sido frecuentemente amenazado de muerte... Como pastor, estoy obligado por mandato divino a dar la vida por quienes amo, que son todos los salvadoreños, aun por aquellos que vayan a asesinarme. Si llegaran a cumplirse las amenazas, desde ya ofrezco a Dios mi sangre por la redención y resurrección de El Salvador... Mi muerte, si es aceptada por Dios, sea la liberación de mi pueblo y como un testimonio de esperanza en el futuro. Puede usted decir, si llegasen a matarme, que perdono y bendigo a quienes lo hagan. Ojalá sí se convenzan que perderán su tiempo. Un Obispo morirá, pero la iglesia de Dios, que es del pueblo, no percerá jamás", se escuchó en los altavoces de la iglesia en Roma.

FOTO DE LA PRENSA/Claudia Ramírez

La plaza siguió recibiendo a los salvadoreños, mientras se ultimaban los detalles para el control estricto de seguridad que  se estableció previo a la canonización.

Tags:

Lee también

Comentarios