Lo más visto

Romero recordado en celebración de católicos en Los Ángeles, EUA

El cardenal Rosa Chávez insiste en que la canonización debe llevar al país al proceso de la paz.
Enlace copiado
Romero recordado en celebración de católicos en Los Ángeles, EUA

Romero recordado en celebración de católicos en Los Ángeles, EUA

Enlace copiado
 

Miles de feligreses celebraron el viernes por la noche durante un oficio religioso en Anaheim, en el sureste de Los Ángeles, la próxima santificación del obispo salvadoreño monseñor Óscar Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980.

Celebrada por el cardenal de El Salvador, Gregorio Rosa Chávez, y junto al arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, en el acto eucarístico se destacó la abnegada labor de Romero en defensa de los pobres y los más necesitados siguiendo los criterios católicos de justicia social.

“Era un hombre incómodo para los impíos, es decir, para quienes vivían de espaldas a Dios. Por eso usaron contra él toda clase de armas”, señaló en su homilía el cardenal Rosa Chávez al hacer un paralelo del sacrificio de Romero con la persecución a Jesús.

El 7 de marzo, el papa Francisco firmó el decreto del milagro de monseñor Óscar Romero

Durante sus tres años como arzobispo, Romero denunció la violencia y se pronunció a favor de las víctimas de la guerra civil en El Salvador, la cual cobró la vida de al menos 70,000 personas.

“Nosotros deseamos que la canonización de monseñor Romero nos traiga a El Salvador el milagro de la paz”, dijo el cardenal salvadoreño.

“El papa Francisco cree que eso es posible, pero hay tres condiciones: primero, que reconozcamos lo que Romero predicó; que imitemos su ejemplo y que lo invoquemos como santo”.

El cardenal salvadoreño, que conoció a Romero, estuvo a su lado “en los años más difíciles de su ministerio como obispo”.

Los “años de acoso al pastor”, agregó Rosa Chávez, se debieron a las denuncias que hacía de los asesinatos o “desapariciones” de “sus ovejas”.

Pero hoy “están pasando cosas interesantes”, agregó el salvadoreño, “porque hay personas que confiesan que estaban equivocados con monseñor y algunos van hasta su tumba a la catedral a orar y pedir perdón”.

El cardenal percibe “alegría” en su nación con la canonización de Romero que estima ayudará a reconciliar a los salvadoreños.

“Vamos a pedirle en oración a monseñor Romero que interceda en el cielo para que se mejore la situación en El Salvador”, declaró Gómez.

Lee también

Comentarios