Romero y el papa como centro de la cumbre de obispos

La filosofía cristiana de ambos estará marcada en la cumbre CELAM que se desarrollará en el país desde el 9 de mayo. La cercanía con su doctrina social es su modelo de inspiración.
Enlace copiado
Romero y el papa como centro de la cumbre de obispos

Romero y el papa como centro de la cumbre de obispos

Enlace copiado
El beato Óscar Romero será parte central de la cumbre del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), no porque la agenda incluya puntos a discutir sobre el obispo mártir, asesinado por odio a la fe, sino por su posición filosófica y social del Evangelio, aseguró el sacerdote Rigoberto Pérez Garrido, secretario ejecutivo del departamento de comunicación y prensa del consejo.

El otro personaje que marcará parte del enfoque es el papa Francisco, del que Pérez Garrido dice ha refrescado a la Iglesia en el continente, pero también en el mundo entero.

Si bien la cumbre busca revisar aspectos internos y de educación del sacerdocio en la región, también pastoral, de eclesialidad, de evangelización y promoción humana, espiritualmente estará marcada por ambos personajes.

El evento no tratará aspectos como la canonización de Romero. Pérez asegura que seguirá su proceso en el Vaticano, en la Congregación para la Causa de los Santos, como ya se ha dicho antes, pero enfatizó en que espera llegue pronto, un hecho que cuenta significativa por el conocimiento que el papa tiene del arzobispo salvadoreño asesinado.

“Se sigue el criterio que el papa ha indicado. Monseñor Romero estará en el centro de esta cumbre puesto que los cien años de su nacimiento son motivo de celebración y de memoria que permita dejarse iluminar por la luz de su testimonio”, dijo el director de comunicaciones.

Si se trata de Francisco, Pérez dice que es valioso el conocimiento que el pontífice tiene del episcopado latinoamericano, del que fue parte, “creo que desde la experiencia de ser miembro del episcopado latinoamericano el papa ha llevado la riqueza de esta Iglesia testigo, evangelizadora y mártir”.

Influencias

Si Romero y Francisco han influido con sus mensajes sobre la doctrina social de la Iglesia, es lógico que la realidad de los países esté muy marcada en el evento que inicia el martes, aun así el director de prensa del CELAM no se compromete con pronunciamientos que podrían salir de la cumbre.

“Eso dependerá mucho de los obispos participantes, el Espíritu siempre sopla y genera fuerza y movimiento. Siempre se generan novedades. Siempre surge algo nuevo. Esperamos el final de la cumbre para ver los compromisos adquiridos, por ahora no nos podemos adelantar”, explica.

La realidad de Latinoamérica es muy parecida en aspectos como la violencia, la pobreza, la corrupción y el populismo (muy de moda), aspectos que no están al margen de la Iglesia, los que el papa Francisco ha señalado y por los que ha pedido a la curia salir a la periferia.

Ir a las periferias es importante, es necesario, sobre todo ante las realidades de nuestro tiempo. En el objetivo general el CELAM se ha propuesto y propone a la Iglesia del continente ser “una Iglesia en salida”, misionera, sobre todos a las zonas más necesitadas y marginadas.

El país no escapa de la realidad que visualiza la Iglesia, por el acoso de las pandillas a la población, por constantes señalamientos de corrupción, por la polarización, en este sentido Pérez Garrido asegura que “sin duda lo que falta de la paz se alcanzará mediante una opción profunda de sus habitantes”, no sin antes también enfatizar en que el deseo del CELAM es que se alcance la paz, que ha sido muy difícil de construir y que aún encuentra muchos desafíos.

Las cumbres de Puebla (México), Medellín (Colombia) y Aparecida (Brasil) marcaron de manera muy particular la doctrina social de la Iglesia y la opción preferencial por los pobres, pero en esta ocasión no se espera un documento similar, primero porque se trata de una asamblea ordinaria y segundo porque para un pronunciamiento de este tipo se requiere de una discusión previa, más al estilo de una asamblea extraordinaria.

La presente está encaminada a tratar asuntos de trabajo del cuatrienio que marca el Plan Global del CELAM para el período 2015-2019.

El mejor momento

De lo que sí está seguro el director de comunicaciones es que la cumbre llega en uno de los mejores momentos de la Iglesia latinoamericana, por el paso de Francisco al papado.

“Es un buen momento, es un kairós, o tiempo de gracia para la Iglesia en este ‘continente joven’ como lo llamaba San Juan pablo II”, dice Pérez.

Para él, el papa infunde la misión del Evangelio con mucha alegría, “en medio de las tribulaciones, penas y martirio incluso. Esto crea un modo de ser y sentir diferente”.

El director de comunicaciones dice que Francisco ha desinstalado positivamente problemas y dificultades de la Iglesia, “realidades incluso que hacen ruido”, pero paso a paso saca de la “elefantitis que sufre”.

Y así como habla del papa vuelve a Romero, y a una cita de él que hizo un obispo, cuyo nombre no dice: “Romero tiene mucho que decir a los episcopados, a la Iglesia en general y a los pueblos en este tiempo”. Quiere decir que Monseñor Romero por el amor que tuvo a la Iglesia y al pueblo de Dios sigue siendo inspiración y modelo de pastor.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter